La Policía Nacional detiene en Motril al presunto autor de un delito de tentativa de homicidio por apuñalar a un vecino de la localidad en el transcurso de una discusión

242
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional detuvieron ayer en la localidad de Motril a un varón de 46 años, nacionalidad española y numerosos antecedentes policiales, como autor de un presunto delito de tentativa de homicidio, por haber apuñalado en el abdomen a un ciudadano,  de 43 años y nacionalidad española, en el transcurso de una discusión provocada en relación con el trato dispensado a un perro que merodeaba por la calle.

Apuñalado tras discutir por un perro que se encontraba en la calle

Los hechos tuvieron lugar en el día de ayer, 14 de mayo, sobre las 14:15 hrs cuando el CIMACC-091 fue alertado de la existencia de una persona apuñalada en una calle de la localidad de Motril.

Según las averiguaciones realizadas la víctima, un varón de 43 años,  habría recriminado la incívica actitud del detenido tras golpear a un perro que se encontraba en aquellos momentos en el lugar, dando origen a una fuerte discusión durante la cual el presunto autor habría usado un cuchillo para herirla.

Hasta el lugar se desplazaron agentes de Policía Nacional quienes localizaron a la víctima en su domicilio, cercano al lugar de los hechos,  la cual hubo de ser trasladada al Hospital de Santa Ana Motril por presentar una herida abierta de arma blanca en el lado izquierdo del abdomen.

Agredió a un agente de policía cuando fue descubierto en su escondite

Por otra parte, la rápida intervención de la patrulla comisionada consiguió localizar al presunto autor, basándose en  la descripción aportada por los testigos de lo hechos, y tras realizar una batida por los alrededores el mismo fue hallado en las inmediaciones de una fábrica abandonada, escondido entre unas zarzas. Tras ser requerido para que abandonase el lugar y ser identificado el presunto autor no sólo se negó sino que además se enfrentó a los agentes esgrimiendo una navaja con la que hirió a uno de ellos en la mano,  intentando igualmente sustraerle su arma reglamentaria, causándole durante esta acción numerosos daños en su uniforme y otros objetos personales.

Agentes especializados han realizado una inspección ocular y recogido dos armas blancas, una hallada en el lugar de los hechos y otra en posesión del presunto autor y utilizada en la agresión contra el agente, habiendo iniciado una  investigación para esclarecer lo sucedido.