La Mesa de Interlocución Agraria se aferra a la unidad como gran fortaleza de Andalucía ante el inicio del debate nacional de la PAC

43
Publicidad

La Mesa de Interlocución Agraria de Andalucía ha reforzado la unidad de todo el sector en la defensa de un modelo justo de Política Agraria Común que no excluya del sistema a ningún agricultor o ganadero en un momento clave para el futuro de la comunidad desde un punto de vista económico y social.

Andalucía reclama al Estado que ponga sobre la mesa el nuevo modelo que pretende implantar, así como los estudios de impacto, antes del encuentro bilateral previo a la Conferencia Sectorial monográfica del mes de mayo en la que se definirá el Plan Estratégico para la aplicación de la PAC en España para el periodo 2023-2027.

La consejera de Agricultura, Carmen Crespo, ha vuelto a solicitar al ministerio de Agricultura que retire el Real Decreto de Transición y evitar que miles de agricultores y ganaderos andaluces vean mermadas sus rentas en el presente año 2021. De hecho, la Consejería ha culminado una ronda provincial de contactos con miembros del sector en la que se ha ratificado un posicionamiento general de rechazo a los planteamientos del Gobierno y la necesidad de que se escuche a la comunidad con más peso agrario del país.

Según Crespo, los criterios introducidos en el Real Decreto de Transición no deben ser un precedente a tener en cuenta para el próximo marco de la PAC porque suponen un modelo injusto de reparto que no apoyan ni los agricultores ni los ganaderos ni la Administración Pública andaluza.