La Guardia Civil ha detenido a un hombre de unos 50 años y ha intervenido en el puerto de Motril cerca de 500 kilos de hachís en uno de los controles que se realizan habitualmente a los vehículos desembarcados en las líneas marítimas procedentes del Norte de África.

La droga fue localizada en la tarde del jueves en un doble fondo de la cabina de un camión de transportes de mercancías, que venía vacío y fue detectada por uno de los perros antidroga que cuenta la Guardia Civil una vez desembarcado del ferri ‘Volcán de Tauce’ que cubre la línea Melilla Motril.

Dejar respuesta