La Guardia Civil considera que la muerte  en extrañas circunstancias  del hombre aparecido en la tarde del miércoles en  una  playa de  Salobreña  “ocurrió de forma voluntaria”

De igual forma se ha conseguido  identificar como  a un vecino de Motril de 54 años, del que no consta que estuviera desaparecido.

Según han indicado fuentes de la Guardia Civil la disposición del cuerpo encontrado a unos 10 metros de la orilla y a tres de profundidad en la playa de la Cagailla entre los términos municipales de Motril y  Salobreña, así como diferentes pruebas localizadas como una nota donde marcaba el lugar donde lo podrían encontrar y que varios testigos lo vieron cargando de arena los depósitos.

De igual forma la autopsia hecha  en la mañana  de este jueves, según han informado fuentes cercanas del caso, indica que el cuerpo  no presenta síntomas de violencia interna o externa, lo que avala aún más la teoría de la autólisis.

Agentes del Servicio Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil consiguieron recuperar ayer,  el cuerpo sin vida de esta vecino de Motril,  horas más tarde de ser localizado a unos 10 metros de la orilla y a 3 de profundidad,  precisando una cizalla para cortar la cadena  que lo mantenía sujeto a  unos bidones llenos de arenas  que estaban  en el fondo del mar.

Todo apunta que una vez emitido el informe por parte de la Guardia Civil el juzgado número cinco encargado del caso proceda al archivo de este suceso.

Foto: Alba Feixas

Dejar respuesta