La alcaldesa resalta el espíritu generoso de Motril en la inauguración del Economato Diocesano

86
Publicidad

Motril cuenta, desde el pasado sábado, con el segundo Economato Diocesano de la provincia. Con el nombre Santísima María de la Misericordia y ubicado en el antiguo local de la Parroquia de San José, este proyecto de gran calado social “promueve la implicación directa de muchos motrileños, que hará posible que muchas familias cubran sus necesidades alimenticias básicas con lo que, una vez más, se pondrá de manifiesto el espíritu de generosidad que existe en nuestra ciudad”, dijo la alcaldesa Luisa María García Chamorro, quien explicó que el funcionamiento y gestión del economato “es totalmente distinto y, en todo caso, respeta la dignidad de las personas, desde el rigor, el compromiso y la voluntad de ayudar a los demás”.

La iniciativa, que parte del arzobispado y que ha contado con la colaboración de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Motril, “llena un hueco muy importante y permite a muchos ciudadanos colaborar activamente hacia familias con necesidades”, dijo el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Escámez, quien detalló que “no se trata de caridad sin más, sino que cualquiera de nosotros puede involucrarse en esta iniciativa, con la satisfacción que produce el saber que podemos hacer algo de verdad por nuestros vecinos”, dijo Escámez.

Todos los productos proceden de la firma Covirán, que ha realizado un importante esfuerzo en pro de las familias necesitadas. El sistema de compra estará reglado y previamente gestionado con los interesados, quienes aportarán una mínima parte de un precio ya de por sí muy rebajado, asumiendo el resto del importe aquellas personas que quieran comprometerse a ello.

El vicario territorial Costa y Alpujarra, Juan Bautista Amat, junto al presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Motril, Manuel Terrón, expresaron abiertamente la solidaridad que emana de un proyecto de esta índole, al tiempo que agradecieron a la firma granadina Covirán, representada en el acto por Sheila Villalobos Sola, directora de la Fundación Covirán, por haberse implicado incondicionalmente en el proyecto, demostrando su generosidad hacia la sociedad.