El sector agrario andaluz pide al ministro Luis Planas diálogo en cuanto al decreto de transición hacia la nueva Política Agraria Común

144
Publicidad

Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias defienden a los agricultores y ganaderos andaluces frente al Real Decreto de transición de ayudas de la Política Agraria Común, que supone una bajada del presupuesto en subvenciones para España en el marco 2021-2027.

Las organizaciones han denunciado que este decreto se ha hecho sin consenso y a espaldas de la principal región agraria de España, ya que Andalucía representa al 34% de los perceptores de ayudas de la PAC, en el conjunto nacional, y que aporta cerca del 37% del Valor Añadido Bruto agrario a la economía de España.

Las organizaciones destacan la importancia de estas ayudas para Andalucía porque el 8% de la población se dedicada a la agricultura y la ganadería frente al 4% de media que lo hace en el resto de España y Europa. Para estas entidades el decreto supone un cambio muy brusco en el desarrollo de la PAC que va a suponer más desempleo y pobreza en Andalucía.

Asimismo, las cuatro organizaciones sostienen que el ministerio de Agricultura miente a los agricultores y ganaderos al achacar a Bruselas la brusca convergencia cuando la Unión Europea recomienda una convergencia gradual del 75%, hasta 2026, pero el Ministerio español pretende una del 80% en solo dos campañas.

Para estas organizaciones este decreto es la antesala de la posición que tomará el Gobierno a la hora de distribuir las ayudas de la PAC y consuma la declaración de intenciones del Ministerio de reducir drásticamente de 50 a 5 o 7 el número de regiones productoras y realizar el reparto de las ayudas sin tener en cuenta la rentabilidad de las explotaciones. Esto supondrá que los más de 232.000 perceptores andaluces pierdan en torno a un 50% de los 1.300 millones de euros que reciben actualmente y que entre 54.000 y 120.000 agricultores y ganaderos queden fuera del sistema de ayudas.