El patrullero de la Armada Española ‘Serviola’ (P71) zarpará el lunes del puerto de Motril

58
Publicidad

El patrullero de altura ‘Serviola’ se hizo a la mar el día 1 de mayo desde el Arsenal de Ferrol, para realizar vigilancia y seguridad en los espacios marítimos de soberanía e interés nacional del sur peninsular, con presencia en el golfo de Cádiz, estrecho de Gibraltar, mar de Alborán, y peñones de soberanía española en el Norte de África, dentro de las operaciones permanentes de las Fuerzas Armadas.

 El buque llegó el sábado por la tarde al puerto de Motril y zarpará el lunes por la mañana para continuar su misión en el Mar de Alborán.

 El patrullero ‘Serviola’, al mando del capitán de corbeta Joaquín Pita da Veiga Subirats, cuenta en su dotación con una plantilla de 7 oficiales, 10 suboficiales, y 29 militares de la escala de marinería. Además, para esta operación, embarca un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) constituido por 7 infantes de marina pertenecientes al Tercio Norte (Ferrol).

Mando Operativo Marítimo (MOM)
El MOM es la organización de la estructura operativa de las Fuerzas  Armadas, subordinado al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), responsable del planeamiento, conducción y seguimiento de las operaciones de vigilancia y seguridad de los espacios marítimos de soberanía, responsabilidad e interés nacional. Se encuentra bajo el mando del Almirante de Acción Marítima (ALMART) y tiene sede en Cartagena.

Operaciones Permanentes
Las Operaciones Permanentes son una herramienta eficaz para mantener una vigilancia de los espacios de soberanía, lo que permite detectar anticipadamente amenazas y facilitar una respuesta inmediata y viable ante una potencial crisis.
Los tradicionales Mandos Operativos Terrestre (MOT), Marítimo (MOM), Aeroespacial (MOA) y el recientemente creado Ciberespacial (MOC) conforman la estructura de Mandos Permanentes. Diariamente, hay unos 3.000 efectivos de las Fuerzas Armadas involucrados en las operaciones permanentes, bajo control operativo del Mando de Operaciones.

Acerca del patrullero de altura “Serviola”
El patrullero de altura ‘Serviola’ es el primero de una serie de cuatro patrulleros construidos para la Armada en los astilleros de la antigua Empresa Nacional Bazán (hoy Navantia) de Ferrol, a principios de los años 90. El buque fue botado en 1990 y entregado a la Armada el 22 de marzo de 1991. Tiene una eslora de 68,65 metros y una manga de 10,40 metros.
Está encuadrado en la Fuerza de Acción Marítima, cuyo mando orgánico es el Comandante de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol. El ‘Serviola’ tiene su base en el Arsenal de Ferrol.
Su principal misión en la actualidad comprende la realización de operaciones de vigilancia y seguridad marítima en los espacios de soberanía e interés nacional. Asimismo, es habitual su apoyo a otros organismos del Estado en la lucha contra la inmigración ilegal, narcotráfico y otras actividades delictivas. El buque está preparado para efectuar operaciones de interdicción marítima (visita, registro y, en su caso, apresamiento de buques) y prestar auxilio, rescate y asistencia en la mar en el caso de que se le requiera.