Un nuevo corazón amarillo simboliza la solidaridad y contribución de los motrileños hacia el medio ambiente

23
Publicidad

La solidaridad late en un corazón amarillo, uno de los símbolos urbanos que recuerdan a los motrileños que se puede contribuir a un fin generoso y humanitario, al tiempo que evitar un desecho plástico medioambiental que suma muchos cientos de kilos al año: los tapones de envases y botellas.

Hoy, la alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, ha felicitado nuevamente a la Fundación Ecoruycan “por seguir apostando para provocar un cambio radical de hábitos en la población, que esta asuma en su conciencia la importancia del reciclado y que sepan que con un pequeño gesto están ayudando a solventar la necesidad de algunas personas y ayudándolas a mejorar su calidad de vida”, decía la primera autoridad municipal, quien ha agradecido el apoyo económico de la firma Procam, uno de los grandes bastiones de la comercialización hortofrutícola en Motril, “por su implicación y sensibilidad en un proyecto tan bonito como este”, decía García Chamorro.

Precisamente, el gerente de Procam, Fernando Martín, recogió las palabras de la alcaldesa y expresó “el orgullo que para nosotros supone contribuir con algo tan visible como un símbolo de la solidaridad de los motrileños y una muestra de su respeto por el medio ambiente”, dijo Martin.

Desde la Fundación Ecoruycan, su presidente José Andrés Ruiz, agradeció la receptividad y apoyo del Ayuntamiento de Motril, así como de las empresas que están contribuyendo a hacer posible la instalación de los contenedores metálicos amarillos, en forma de corazón, e indicó “seguir avanzando porque hay personas que necesitan del valor económico que se genera gracias a la recogida de tapones, personas que hay que ayudar, al tiempo que evitamos un daño importante al medio ambiente”.

El teniente de alcalde de Urbanismo y Agricultura, Antonio Escámez, recordó “que hay varias empresas y firmas, que ya han costeado la instalación de varios de estos contenedores, a las que tenemos que dar las gracias de corazón y nunca mejor dicho”. Un gesto solidario y eficaz que, para la teniente de alcalde de Acción Social, Inmaculada Torres Alaminos, “demuestra una vez más que esta ciudad se implica a fondo en todo aquello que significa solidaridad”.