Publicidad

El Motril continúa escalando posiciones. Tras la victoria ante el Alhurín de la Torre se sitúa quinto después de acumular seis partidos consecutivos sin perder. Ayer pudo pudo lograr un resultado más amplio y en ningún momento se vio inquietado por los malagueños que, pese a perder, se mostraron sólidos atrás.

franc-hernandez-ante-adrian-1

Desde el inicio se vio claro lo que iba a ser el encuentro. Por un lado, los motrileños volcados a por el gol y, en frente, un equipo muy ordenado en defensa. Pese a ello, en la primera mitad se pudieron adelantar los locales, que gozaron de cuatro ocasiones, pero en unas el desacierto y en otras el portero o los defensores lo impidieron. La más clara la dispuso Chendo, pero un defensor sacó bajo palos cuando el balón entraba (22′). En el 26′, disparo de Moi Gómez que salió rozando el larguero.

alexis-en-la-accuib-de-uno-a-cero

La segunda parte comenzó con la misma tónica y en el 47′ Alexis aprovechó un saque de Tatu para adelantarse a toda la defensa y plantarse sólo ante Ávila, al que batió en su salida. A raíz del tanto, el equipo de José Manuel García dispuso de varias oportunidades para hacer el segundo. La más clara, un uno contra uno de Moi Gómez con Ávila que envió fuera el delantero (56′). Dos minutos después, Chendo hizo que se luciera el guardameta visitante.

illescas-ante-un-defensor-1

El 2-0 llegó en un claro penalti que le hicieron a Manrique cuando se plantaba sólo ante el portero. La pena máxima que transformó él mismo delantero. En tiempo de descuento, una acción de Tejada en el área local fue sancionada con penalti y Henares maquilló el resultado para los visitantes.

Ahora el Motril jugará el domingo en la Axarquía  a las doce  de la mañana contra uno de los favoritos del grupo, aunque no está en su mejor momento, el Vélez CF