Motril responde con la unidad de su silencio ante el horror de la violencia de género y los asesinatos de menores

67
Publicidad

Durante las últimas horas, todo el país ha asistido horrorizado a la muerte de la pequeña Olivia, de seis años, secuestrada por su padre, hace más de un mes, en Tenerife y cuyo cuerpo era hallado ayer; haciendo más que previsible que la desgracia familiar tenga un nuevo y dramático capítulo por escribir.

De la misma forma, la joven sevillana de 17 años, Rocío Cáiz, desaparecía hace una semana y ayer su ex pareja confirmaba su asesinato.

Hoy, la corporación municipal motrileña con su alcaldesa, Luisa María García Chamorro al frente, ha expresado con su silencio y un sentido aplauso el dolor y la indignación de toda la sociedad civil. En esta jornada, al igual que en toda España, nadie daba crédito a lo que está sucediendo.

La propia alcaldesa, que anoche mismo expresó su desolación e indignación a través de las redes sociales, ha sido hoy muy dura al expresar “lo que debe estar sintiendo el corazón de la madre cuyas hijas desaparecieron y una de ellas ya ha sido encontrada muerta”. García Chamorro ha pedido al conjunto de la sociedad que “nadie mire hacia otro lado, porque aquí debemos actuar todos y todas y no dar ningún espacio ni oportunidad a quienes maltratan y acaban con la vida de personas inocentes”.

De la misma forma, la teniente de alcalde de Igualdad, Inmaculada Torres Alaminos, leyó un  pequeño manifiesto que ha expresado la voluntad de los motrileños para acabar con la violencia de género y solidarizarse con los familiares de las víctimas. Tanto Torres Alaminos como el teniente de alcalde de Turismo, José Lemos, han pedido la unión de todos para superar tantos traumas humanos como se están sucediendo y eso sólo puede conseguirse desde la firmeza y la contundencia de una sociedad que, desde todas las edades, debe estar muy convencida de que esta violencia es una grave amenaza.