La nave de los Arcos de Motril acogió el martes una de las fases de la tercera edición de la Ruta Española del Buen Pan, en la que el año pasado fue reconocido el panadero motrileño Federico Jiménez y la Panadería de Capileira.

Albert Craus, el director de la plataforma Panatics, que junto a ‘Pan de Calidad’ organizan la Ruta Española del Buen Pan ha afirmado que se está haciendo una selección por comunidades autónomas y que en el caso de Andalucía se ha dividido en dos sedes, Motril para Andalucía Oriental y Melilla y Alcalá de Guadaria (Sevilla) para Andalucía Occidental y Ceuta.

Craus ha recordado que tras la buena acogida de Motril en la pasada edición se ha vuelto a elegir como lugar para hacer la selección. Así han participado una treintena de panaderos.

El año pasado hubo seis sedes y este año habrá sedes en todas las comunidades autónomas, el objetivo es dar a conocer el pan tradicional realizado en las panaderías frente a los preparados industriales que se venden en grandes superficies.

El jurado realiza una cata en la que analiza visualmente el pan, luego el olor, consistencia, presencia, alveolado y por último el sabor. Entre los cinco mejores de cada sede se elige la ‘Miga de oro’ en la que se valora a los panaderos que mayor difusión han realizado de su oficio del producto que realizan todos los días.

Albert Craus, director Panatics

Fotos: Pablo Domínguez.

Dejar respuesta