Memorialistas piden rescatar el recuerdo de la prisión que existió en la plaza de La Tenería

184
Niños formados en el patio de la antigua cárcel. Facilitada por José Fernández Valdivieso.
Publicidad

La reciente aparición de restos arqueológicos del Motril del siglo XVI en la plaza de la Tenería, ha llevado a memorialistas a reivindicar que, en ese mismo lugar, donde existió una prisión en los periodos de la guerra y la posguerra de España, quede reflejado este testimonio como parte de la historia local.

La activista de la Memoria Jacqueline López Ligero y el historiador José María Azuaga han solicitado a la alcaldesa de Motril, mediante una carta abierta, que, en la recuperación de esa plaza, con su pasado histórico, se incluya también el recuerdo de lo ocurrido en el periodo de la guerra y la posguerra, ya que «cualquier elemento de explicación, que sirva para aclarar lo ocurrido en el siglo XVI o en fases anteriores, debería contener igualmente esa parte de la historia», han puntualizado.

López Ligero y Azuaga han señalado que «además de unas raíces en la Edad Media o en la Edad Moderna, dicha plaza también tiene un pasado más cercano, relacionado con la cárcel que allí existió y donde fueron recluidos numerosos defensores de la República, que sufrieron hacinamiento, torturas y hambre, dándose el caso de que hubo quienes murieron por la falta de alimento», y de los que se poseen testimonios históricos al respecto, señalan.

Interior del recinto de la antigua cárcel. Foto facilitada por Gonzalo Arcas.

Ese mismo edificio que sirvió para albergar, posteriormente, al colegio público Cardenal Belluga, «constituyó uno de los recintos que la represión franquista tuvo en Motril, junto con la cárcel antigua y los campos de concentración situados en los recintos fabriles de La Fabriquilla y La Alcoholera, y la fábrica de San José en el puerto motrileño».

Ambos memorialistas consideran que, tanto la plaza de la Tenería, como los demás centros de reclusión mencionados, deberían servir para que las nuevas generaciones «tengan la oportunidad de reflexionar tanto sobre el tiempo pretérito como sobre su actualidad», manifestaron.

Igualmente, López Ligero y Azuaga consideran que la recuperación del recuerdo de lo ocurrido en la plaza de la Tenería durante la represión del régimen franquista debe servir para rendir homenaje a quienes lucharon por un Motril libre y democrático, arriesgando su vida y perdiéndola en muchas ocasiones.