El hombre entre las 8 de la tarde y las 10 de la noche, aprovechando su habilidad, consiguió abrir la cerradura de la puerta del calabozo y salir de las dependencias de la Guardia Civil, sin ser visto por las dos personas que en ese momento se encontraba en el acuartelamiento.

Una vez conocida la fuga se estableció por parte de la Guardia Civil un dispositivo de búsqueda para dar con su paradero, estableciendo en una zona de rastreo y batida.

En torno a las 13,30 horas el grupo que se encontraba operativo en la búsqueda consiguió localizarlo en Castell de Ferro, en un lugar cercano a donde había sido detenido días anteriores al tener varias requisitorias de juzgados por delitos cometidos con anterioridad.

Dejar respuesta