Publicidad

La concejalía de Salud y Consumo ha ofrecido una serie de recomendaciones para evitar los posibles efectos de las altas temperaturas que se están dando estos días y que desde la Agencia Estatal de Meteorología advierten que durarán, al menos, una jornada más.

            “La sensación de calor de los últimos días nos lleva a sugerir unas recomendaciones para contribuir a que las horas de más calor se lleven lo mejor posible”, ha argumentado el concejal David Martín, quien ha subrayado que estas recomendaciones están dirigidas a la población en general pero que deben ser tenidas en cuenta especialmente por aquellos grupos de mayor riesgo relacionados con las altas temperaturas: “niños, ancianos y también mascotas”.

            Martín ha indicado cuáles son los efectos relacionados con el exceso de calor. “Con regularidad las consecuencias negativas del calor son calambres, agotamiento físico y mental y, deshidratación”.

            El concejal ha explicado que es importante evitar encontrarse en la calle o realizar deporte durante las horas de más calor, entre las 13.00 horas y las 18.00 de la tarde.

            También ha aconsejado que, aunque no se tenga sed, beber más líquidos de lo habitual.

            “Aparte, hay que descansar con frecuencia bajo la sombra si nos encontramos fuera de casa”, ha añadido.

            Otras recomendaciones son intentar no ingerir comidas copiosas o muy calientes y no abusar de las bebidas alcohólicas, siendo más recomendable ingerir frutas y verduras.

            También es necesario prestar especial atención a la conservación de alimentos, medicamentos y determinados productos que necesitan unas condiciones de mantenimiento especiales cuando existen situaciones de excesivo calor.

Con respecto a la vestimenta, David Martín afirma que es aconsejable llevar ropa confeccionada con tejidos naturales, ligera, holgada y de colores claros, así como llevar sombrero y gafas de sol.

            “Y para que nuestro hogar permanezca fresco, durante el día podemos bajar las persianas y cerrar las ventanas para evitar que penetre el calor y así, durante la noche, abrirlas para ventilar”, ha especificado.

             “Además, y bajo ningún concepto, se debe dejar a niños, personas mayores o animales en el interior de un vehículo con las ventanas cerradas”, ha insistido.

Golpe de calor

            Los síntomas de un golpe de calor están relacionados con nauseas, vómitos, dolor de cabeza, mareos, piel roja y caliente, una temperatura corporal superior a los 40 grados, inestabilidad al ponerse de pie y caminar, llegando, incluso, a la posibilidad de padecer convulsiones y coma.

            “Ante esta circunstancia, y para evitar males mayores, se recomienda llamar al teléfono 112 de emergencias sanitarias. Además, situar al enfermo a la sombra y quitarle la ropa para airearlo. En el caso de estar consciente, colocarle la cabeza un poco elevada y ofrecerles que beban bastante agua”, ha indicado el concejal.

            Es importante, asimismo, refrescar a la persona afectada con agua fría, sobre todo en el rostro y las axilas, sin llegar a introducirlo en una bañera. Y en el caso de que se encuentre inconsciente, habrá que tumbarlo de lado y flexionarle las piernas. “En ningún caso hay que administrar líquidos por vía oral a una persona inconsciente”, ha concluido David Martín.