La empresa motrileña congelados ‘Nevamar’ construye una nueva factoría para el despiece y transformación de pescado con una inversión de 1,5 millones de euros

149
Publicidad

Muchas firmas empresariales señeras de Motril, vinculadas al sector primario local, “siguen dando saltos en modernización, tecnología y logística”, según indicaba hoy la alcaldesa, Luisa María García Chamorro, en la visita realizada a la empresa Nevamar, dedicada a la transformación de pescado y almacén de distribución de productos congelados, principalmente destinados a la hostelería. La alcaldesa, quien acudió junto a la delegada territorial de Agricultura y Pesca, María José Martín, no ha pasado por alto el hecho de que el sector agrícola impulsase, hace más de veinte años, “la mayor transformación y salto empresarial de la historia, para situarse en la vanguardia de las exigencias de calidad y distribución que exigían y exigen los mercados europeos”. Sin embargo, en este escenario económico, el resto de las empresas vinculadas al sector primario “han asumido ese reto de evolucionar, de manera valiente y con el claro objetivo de posicionarse en mercados mucho más amplios, lo que ha supuesto un esfuerzo tecnológico y humano impresionante”, añadía la primera edil.

 Uno de los más claros ejemplos es la empresa motrileña Nevamar, que con una larga trayectoria a sus espaldas, ha encarado el reto del futuro con una importantísima adaptación técnica y, a la vez, extraordinariamente profesionalizada. De hecho, las modernas instalaciones de la carretera de la Celulosa exhiben este potencial empresarial “que viene a poner de manifiesto cómo el sector pesquero motrileño tiene una fortaleza increíble y puede arrastrar, consigo, el despegue de una importante industria auxiliar”.

 

 De hecho, la delegada territorial de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en Granada, María José Martín, insistió en el hecho de que Motril “esté siendo el epicentro de experiencias empresariales innovadoras, que están apostando fuerte por su proyección sobre la base de su existencia empresarial tradicional”. Para la delegada, el respaldo que se está brindando desde la administración autónoma es claro “a través de la Dirección General de Transformación se ha apoyado este proyecto de nuevas instalaciones, trazabilidad y estudios de mercado para avanzar en la cuarta y quinta gama de productos”.

 Antonio Fernández, gerente de Nevamar, significó lo que representa la puesta en marcha de unas instalaciones a la altura de las mejores industrias transformadoras: “trabajamos con pescado de Motril y de otros orígenes, como merluza, lubina, dorada, rape, rosada o mariscos; en muchos casos se transforma en fileteado, o producto enharinado y listo para freír”. La empresa adquiere el producto fresco y lo congela, con un importante volumen de producción que tiene un futuro prometedor, no sólo en el ámbito de la hostelería, sino en la distribución a gran escala comercial. En la actualidad, trabajan en la empresa 11 personas.