Izquierda Unida presenta esta Moción ante la evidencia del enorme desequilibrio entre las denominaciones de calles que se corresponden con hombres frente a las que se refieren a mujeres. Un desequilibrio que se reproduce en la denominación de centros educativos y otros espacios públicos, como son plazas, instalaciones municipales y deportivas, bibliotecas, etc.

A pesar de que las mujeres representan la mitad de la población en nuestra ciudad, en Motril no hay una correspondencia en la presencia de las mujeres en la denominación de los diferentes espacios públicos.

La historia de las mujeres es la historia de una gran invisibilidad, una historia escrita por hombres, ha señalado la concejala de IU, Inma Omiste, que considera que la discriminación hacia las mujeres tiene sus consecuencias en todos los ámbitos de nuestras vidas: en lo laboral, en lo privado y también en el familiar.

Según se recoge en la Moción que presenta Izquierda Unida al próximo Pleno municipal, la desigualdad también está  presente en el mapa urbano. La discriminación en los nombres de calles es un reflejo de la desigualdad histórica entre sexos, donde el espacio público ha sido diseñado por y para hombres.

La candidata de IU a la alcaldía de Motril ha defendido que es imprescindible gobernar a favor de las mujeres en todos los ámbitos y, de un modo especial, desde los ayuntamientos que son la Administración más cercana a la ciudadanía. Para ello, es necesario tener voluntad política a favor de la causa de las mujeres.

Una voluntad política y una determinación que recorre nuestro programa de gobierno para Motril, uno de cuyos ejes principales son medidas y actuaciones específicas frente la desigualdad y contra la discriminación de las mujeres, ha afirmado.

Omiste ha facilitado algunos datos que evidencian la desigualdad en el ámbito municipal: de las treinta y nueve calles denominadas en los últimos años, treinta y cinco han correspondido a hombres, cuatro a mujeres, y una es una denominación religiosa o confesional. Se ha designado con diferentes nombres siete Centros educativos, cinco con nombres de hombres y dos con nombres de mujeres. De las veintiséis medallas de oro concedidas, veinte han recaído en hombres, dos en mujeres, y 4 en instituciones religiosas o confesionales. Los hijos predilectos de la ciudad nombrados durante este período han sido cuatro hombres y una mujer.

Dejar respuesta