IU-Equo considera que la negativa a dimitir de García Chamorro es “un desprecio a las instituciones y a la honestidad exigible a los responsables públicos”

55
Publicidad

El decreto de la Fiscalía, fechado el 28 de enero, cuestiona, una por una, las alegaciones y justificaciones de la alcaldesa, que aportó diversos tickets y documentos que la Fiscalía considera “de escasa virtualidad acreditativa”.

El silencio de García Chamorro, tras conocerse el escrito en el que se determina el traslado de los hechos investigados al Juzgado de Instrucción competente, es, a juicio de IU-Equo, una muestra más de su comportamiento “poco democrático” y de falta de respeto a las instituciones y a la  ciudadanía.

El portavoz de IU-Equo, Jose G. Llorente, ha declarado que el respaldo del Partido Popular a García Chamorro es una muestra más del carácter de la derecha granadina y de su modo de entender la actividad pública, justificando y dando amparo a la actuación de la regidora motrileña, a pesar de haber utilizado presuntamente fondos públicos para fines particulares. “Tapar la corrupción y las irregularidades” no conduce a ninguna parte, como ya sabe por experiencia propia el Partido Popular.

Ha recordado que fueron miembros de ese partido en Motril los que hicieron pública diversa documentación, al considerar que evidenciaban “prácticas de la alcaldesa no ajustadas a la legalidad”.

Llorente ha criticado a los socios de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Motril que “callan o miran para otro lado” para mantener sus sillones en la corporación motrileña.

Ha destacado el “papelón” de los representantes de Ciudadanos en el gobierno local que, según su discurso, llegaban a la política para contribuir a la regeneración democrática y, tres años después, la contribución más relevante de sus representantes ha sido acompañar en las sesiones fotográficas a la alcaldesa. Ahora, tienen la ocasión perfecta para demostrar su compromiso con la lucha contra la corrupción y con la defensa de una “gestión transparente y honesta de los recursos públicos”.

En opinión de IU-Equo, la permanencia de García Chamorro al frente de la alcaldía de Motril traslada un indeseable mensaje a los vecinos y a las vecinas de Motril de que “todo vale”, aunque se haya actuado en beneficio particular. Se contribuye de este modo al descrédito de la actividad política y a la desafección de la ciudadanía en relación con su participación en los asuntos públicos. Un efecto que quizás sea el deseado por la derecha motrileña.

IU-Equo lamenta los daños y perjuicios que el comportamiento y la actuación de Luisa García Chamorro están ocasionando a la ciudad y a sus vecinos, un “daño irreparable” al que contribuye su huida hacia adelante, su “viaje a ninguna parte”.

El portavoz de IU-Equo ha anunciado que su formación seguirá reclamando, “en todas las instancias”, la dimisión de García Chamorro, al considerar que carece de la honestidad y legitimación necesarias para continuar siendo la máxima autoridad municipal de la ciudad.