El Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada inicia la formación a pacientes en el autocontrol de su tratamiento con anticoagulación oral

79
Publicidad

El Hospital de Motril, adscrito al Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada, ha puesto en funcionamiento una iniciativa para mejorar el control en la Toma de Anticoagulantes Orales (TAO) y facilitar a determinados pacientes el autocontrol en la gestión de su tratamiento. En el inicio del proyecto se ha formado a dos pacientes anticoagulados para llevar a cabo su autocontrol con la idea de pilotar la experiencia y crecer exponencialmente en los próximos meses, de manera que a medio plazo pueda hacerse extensible a pacientes que actualmente están siendo controlados en sus centros de salud.

El autocontrol en la Toma de Anticoagulantes Orales (TAO), consiste en propiciar que sea el propio paciente quien se realice las mediciones de sus valores de coagulación sanguínea (TP/INR) y en función de estos valores, pueda regular la cantidad necesaria de medicación. Esto hace que las mediciones se realicen con una frecuencia semanal, ideal para que los valores se mantengan más tiempo dentro del margen terapéutico y disminuyan las complicaciones hemorrágicas y tromboembólicas.

El autocontrol mejora la salud y calidad de vida del paciente no sólo porque les permite disponer de más tiempo para disfrutar de su día a día, sino porque les ayuda a gestionar sus necesidades terapéuticas, implicándose en la toma de decisiones. Esto hace que aumente no sólo la adherencia al tratamiento sino también su satisfacción con el mismo.

Los pacientes susceptibles de participar en un programa de autocontrol deben cumplir una serie de criterios; por ello han de ser seleccionados desde la Unidad de Gestión Clínica de laboratorio.

Dependiendo del cumplimiento de los requisitos, (rango terapéutico controlado, conocimientos en manejo de equipos electrónicos, motivo de la anticoagulación, etc.) los pacientes inician la fase de aprendizaje en el manejo del Coagulómetro y la aplicación para el móvil. El periodo de aprendizaje es individualizado adaptándose a las necesidades de cada persona y se llevan a cabo en la Consulta de Anticoagulación.

Cuando un paciente realiza su determinación de INR con el coagulómetro, introduce dicho valor en la aplicación y ésta le propone al paciente la dosis terapéutica semanal, es decir, la cantidad de anticoagulante por cada día de la semana. Además, le asigna fecha para el siguiente control.

Los pacientes que participan en este plan de autocontrol TAO, cuentan con la supervisión de los profesionales tanto en consulta como a través de la aplicación. Estos profesionales han sido formados en el manejo de la anticoagulación oral, la aplicación con la que se trabaja y la tutorización del paciente. Su función es formar a los pacientes y resolver cualquier duda que pueda surgir.

Este programa de autocontrol, implantado ya en otros hospitales españoles y andaluces, permite que a día de hoy sean más de 7.000 los pacientes que disfrutan de sus beneficios a nivel nacional. En el Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada podría beneficiar a gran parte de los 2.626 pacientes en tratamiento con anticoagulación oral de la comarca.