Los consumidores pagan los pepinos cinco veces más caros del dinero que perciben los agricultores por ellos

116
Publicidad

Los consumidores pagaron en diciembre los pepinos en los supermercados e hipermercados a 1,8 euros de media, mientras que los agricultores solo percibieron por ellos 37 céntimos, es decir casi 5 veces más caro que el precio que reciben quienes los cultivan.

Los datos se desprenden del Índice de Precios entre Origen y Destino que elabora cada mes la organización agrícola y ganadera COAG, a los que han accedido Telemotril y Onda Sur.

A pesar de lo importante de la diferencia no es la más escandalosa. En cuanto a los productos que se cultivan en la zona de Motril y el resto de la Costa Tropical uno de los mayores márgenes de beneficio para la distribución se produce en el brócoli, ya que los agricultores percibieron 35 céntimos por cada kilo, mientras que los consumidores lo pagaron a una media de 2,5 euros, siete veces más.

Lo más escandaloso ocurre con la patata y la lechuga, casos en los que el agricultor recibió 10 y 14 céntimos respectivamente, comprándolos el consumidor hasta once veces más caros. Los calabacines o cebollas se vendieron cinco veces más caros y los pimientos entre tres y cinco veces, dependiendo de la variedad. Los productos de la zona con menores diferencias son la berenjena, se vendió al doble del precio que percibieron los agricultores, y el tomate de ensalada que se vendió al doble.