Con motivo del 80 aniversario de la salida de España de las Brigadas Internacionales, la Asociación 14 de Abril presenta los resultados de las investigaciones que ha llevado a cabo acerca del papel de las Brigadas Internacionales en el Frente Sur y en la Comarca de la Costa en defensa de la República, en concreto en la conocida como Batalla de Motril. El acto de homenaje tendrá lugar en el Centro Cultural de Caja Granada, el martes, 30 de octubre, a las 19,30 horas.

La presentación correrá a cargo de Fernando Alcalde que en los últimos años ha indagado en las actuaciones de las Brigadas Internacionales en la Costa siguiendo el rastro de las imágenes de Gerda Taro y Robert Capa, los fotorreporteros que dejaron numerosos documentos gráficos que han permitido, en algunos casos, reconstruir la presen-cia de los brigadistas en diferentes localidades de la zona.

Alcalde ha dirigido el documental Hasta Pronto, Hermanos. Las Brigadas Internacionales en La Desbandá, producido por la Asociación 14 de Abril en colaboración con la Junta de Andalucía.

En febrero de 1937, el gobierno de la República envió dos batallones de voluntarios internacionales para frenar el avance de las tropas italianas que habían ocupado Málaga y Motril; junto a ellos viajaban Gerda Taro y Robert Capa. Las fotografías que Capa y Taro tomaron durante la guerra de España son un documento antropológico que emana de su profunda solidaridad y empatía con los personajes que retrata.

El 21 de septiembre de 1938, el presidente del gobierno republicano Juan Negrín anunció ante la Asamblea general de la Sociedad de las Naciones en Ginebra, la retirada inmediata y sin condiciones de todos los combatientes extranjeros que luchaban en el bando republicano con la esperanza de que los sublevados hicieran lo mismo. Un mes después, el 28 de octubre de 1938, las Brigadas Internacionales desfilaban por última vez por las calles de Barcelona.

Nunca en la historia se había producido un caso tan extraordinario de solidaridad internacional. Aquellos jóvenes vinieron dispuestos a dar su vida para ayudar al pueblo español cuyos derechos y libertades estaban amenazados por el fascismo español y europeo. Más de 9 mil de ellos dejaron sus vidas en los campos de España.

Las palabras del presidente Negrín en su despedida en 1938: “vuestro espíritu, y el de vuestros muertos, nos acompaña y quedan unidos para siempre a nuestra historia” expresan el sentimiento colectivo de un pueblo que defendía la legalidad republicana y combatía contra el fascismo.

Dejar respuesta