El Puerto de Motril vuelve a realizar labores de desinfección en todo el recinto, incluida la lonja y el muelle pesquero

186
Publicidad

El Puerto de Motril, considerada una infraestructura fundamental para el abastecimiento de mercancías, está cumpliendo a rajatabla el papel que el Gobierno central le asigna en el actual estado de alarma, pero también está siendo riguroso en las medidas encaminadas a garantizar la seguridad de las personas que desarrollan su trabajo de manera presencial dentro del recinto.  A los medios individuales de protección que ya proporciona el puerto (mascarillas, guantes, buzos de protección vírica y botes de alcohol hidroalcohólico) se suman también las labores de desinfección en todos los espacios que son de su competencia.

63.000 metros cuadrados

Así, personal propio y voluntarios de la empresa motrileña Iris han actuado durante la jornada de hoy en todos los viarios, el entorno de las garitas del control de acceso, tanto de Policía Portuaria como Guardia Civil, comisaría de Policía Nacional, lonja y muelle pesquero, oficinas de operaciones portuarias, entorno del edificio Azul, Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Cruz Roja, Aduana, Real Club Náutico, Capitanía Marítima, y en los talleres de conservación.  “La desinfección se va a hacer al menos una vez a la semana mientras se prolongue el estado de alarma”, ha avanzado el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes. Se calculan en torno a 63.000 metros cuadrados la superficie sobre la que se ha actuado.