El Puerto de Motril mueve en enero más de un 47% de mercancías que el año pasado, a la espera de que se reactiven las líneas regulares de ferrys

59
Publicidad

El tráfico de mercancías por el Puerto de Motril ha arrancado 2021 con un crecimiento en enero del 47,05 % respecto al año anterior.  Frente a las 174.025 toneladas de 2020 se ha pasado a 255.905.  81.880 toneladas más atribuibles al buen comportamiento de los graneles líquidos, como aceite, combustible y melaza, principalmente, y los graneles sólidos.  Solo estos dos tipos de mercancías suman más de 242.000 toneladas sobre el total.

La mercancía general, por contra, solo contabiliza 13.837 toneladas, aún lejos de las cantidades de años anteriores.  El motivo no es otro que la paralización de las líneas marítimas regulares de tráfico RO-RO con Melilla y los puertos marroquíes de Nador, Alhucemas y Tanger-Med desde mediados de marzo pasado.  Una circunstancia sobrevenida como consecuencia de la pandemia pero que “en los próximos meses se reactivarán”, adelanta el presidente de la Autoridad Portuaria de Motril.

García Fuentes es optimista porque “al fin hemos conseguido que la conexión con Melilla haya sido declarada de interés público y haya entrado en el contrato de navegación marítima, con una dotación económica de casi 4 millones de euros, lo que garantiza su continuidad en el tiempo y el mantenimiento de cientos de puestos de trabajo”.  Además, la naviera Morocco Cruise Line (MCL) ya ha anunciado en sus redes sociales que próximamente va a operar una nueva línea entre Motril y Tánger-Med, que se sumaría a la de la compañía alemana FRS. Esto provocará que se vayan recuperando paulatinamente los tráficos RO-RO de mercancía general. 

Desarrollo ZAL

Por otra parte, el presidente de la Autoridad Portuaria está esperanzado en el “desarrollo real y efectivo” de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), tras haber conocido la intención de varias empresas que se han interesado por la posición estratégica de sus parcelas para el transporte intermodal de mercancías, y que han iniciado los trámites para nuevas concesiones, así como en la incorporación de nuevos tráficos y la consolidación de otros que recientemente han comenzado a exportarse a través del Puerto de Motril.

         En paralelo, se sigue gestionando el desarrollo del Plan Director de Infraestructuras, y la unión Puerto-Ciudad, con inversiones para este ejercicio de 4,5 millones de euros.

         “Con las perspectivas de nuevas líneas regulares, la incorporación de nuevos tráficos y las nuevas concesiones, estoy convencido de los buenos resultados comerciales de la dársena motrileña, que va a ser de crecimiento constante para 2021 y sucesivos.  Estamos concienciados en que el Puerto de Motril debe contribuir para que la provincia de Granada recupere el pulso económico y la generación de empleo”, ha concluido el presidente.