El PP visita los Álamos y solicita mejoras integrales para el barrio

0
333

La portavoz del grupo municipal del Partido Popular en Motril Luisa Mª García Chamorro junto a varios miembros de su formación política han girado una visita al barrio de los Álamos. Allí los vecinos han trasladado a los populares la situación que están padeciendo por el abandono generalizado del barrio.

Los servicios de limpieza tardan bastantes días en pasar, acumulando  basuras en el barrio, el mobiliario urbano está muy deteriorado, los acerados y  las vías tienen innumerables baches, las zonas ajardinadas no tienen mantenimiento alguno, hay muchas farolas y papeleras rotas, los acerados están muy sucios y necesitan ser limpiados y baldeados, las palmeras se están secando por falta de mantenimiento, la zona de juego infantil tiene columpios rotos etc.

 En este sentido los García Chamorro ha reclamado al Ayuntamiento de Motril y a su máxima dirigente, la Sra. Almón una especial atención a estos vecinos y a este barrio que  necesita de una mejora integral “ya que son muchos los vecinos que allí viven y que necesitan convivir en unas condiciones mínimas dignas y con una mejor calidad de servicios por parte del Ayuntamiento de Motril”, ha señalado la responsable popular.

 García Chamorro se ha preguntado si ¿la Sra. Almón ha pasado durante este año y medio por este barrio y ha comprobado en el estado en que viven estos vecinos, que además tienen que soportar los olores y presencia de roedores e insectos por la situación que presenta la rambla de los Álamos?.

Los vecinos del barrio de los Álamos están soportando la acumulación de suciedad en la rambla que no se limpia desde hace dos y esto está dando lugar a  olores insoportables, que según los propios vecinos han trasladado a los populares  “la situación es literalmente inaguantable”, ha asegurado.

Para concluir la edil ha informado que su formación política va a llevar una iniciativa al pleno de Motril para que se dé solución a estos vecinos de una vez por todas y convivan en unas condiciones mínimas de calidad de vida, tal y como merece cualquier ciudadano.