El Pleno del Ayuntamiento de Motril da luz verde a la primera rebaja fiscal en más de una década

44
Publicidad

El Pleno del Ayuntamiento de Motril ha dado luz verde hoy a la propuesta del Gobierno Municipal, presidido por la alcaldesa Luisa María García Chamorro, relativa a la aprobación inicial modificación de las Ordenanzas Fiscales Reguladoras del año 2022.

La propia alcaldesa ha valorado extraordinariamente la propuesta aprobada en la sesión extraordinaria, “porque supone el pistoletazo de salida de la reducción de la carga de la presión fiscal a los contribuyentes motrileños”. En efecto, y según la primera edil, “el momento es histórico porque se están saneando las cuentas municipales, y ahora es cuando se puede abordar una bajada progresiva de dicha presión, desde esta aprobación y para los próximos años”.

La alcaldesa recordó que, desde que comenzó el actual mandato, la reducción de deuda a final del ejercicio 2022 supondrá haber rebajado, en más de 8 millones de euros de deuda con respecto a lo que había en 2019. Poner a cero euros una deuda de 40 millones será un logro histórico para la ciudad, indica la regidora quien añade que “el Gobierno Municipal está haciendo un control de gasto importante, además de tener en cuenta de se registró un superávit de más de 3 millones en la liquidación de 2020”, detalla Luisa María García.

En este sentido, el teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Nicolás Navarro Díaz, explica que llegar a este punto ha tenido un trabajo de fondo importante: “hemos realizado un control riguroso de gasto, y a la vista de los resultados la política de este Equipo de Gobierno es iniciar progresivamente esa rebaja fiscal que redundará, claramente, en el fomento del empleo y de la actividad económica en todo el municipio”.

Nicolás Navarro subraya, además y con respecto a las ordenanzas aprobadas, “que hemos optado por focalizar la rebaja fiscal en los comercios y actividades empresariales”, lo que supondrá la rebaja del 20 %  de la licencia de Apertura de comercios y establecimientos; un 10% en el impuesto actividades económicas a las empresas que acrediten pérdidas en el ejercicio de 2020; del 50% del IBI a las concesiones administrativas deportivas para fomentar el que sigan funcionando con calidad y permanencia, además de promover el deporte. Por último, la rebaja del 50% del impuesto de Vehículos a los coches eléctricos, híbridos, etc.

“Estamos firmemente convencidos de que para estimular la economía y crear empleo es imprescindible bajar la presión fiscal; además, en los próximos años, y si las cuentas se continúan equilibrando, se ampliarán las rebajas hacia otras figuras impositivas”, concluye el teniente de alcalde de Economía y Hacienda.

Fruto del compromiso fiscal del Gobierno Local y su sensibilidad, hay que recordar que en 2020 se eliminó el pago de todas las concesiones administrativas y la tasa por ocupación de vía pública, durante todo ese año. “Eran medidas puntuales, en plena pandemia y en una situación en la que había que apoyar al máximo al comercio y la hostelería”, añade la alcaldesa Luisa María García Chamorro.