El ayuntamiento adecuará la salida al mar de la rambla de Las Brujas con un tramo integrado y naturalizado

90
Publicidad

Salvo el periodo inicial de la primera oleada de la pandemia, Motril ha mantenido abiertas sus playas “porque el gobierno local cree en el valor de sus playas como elemento fundamental en la oferta turística del municipio, además de considerar que son algo muy nuestro”, ha indicado hoy la alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, al destacar que “la apuesta del gobierno local, en este sentido, es clara y clave”, al tiempo que ha expresado su preocupación por la reciente excavación producida en un lateral de la salida al mar de la Rambla de Las Brujas, que ha alterado su tramo final provocando la anegación de una amplia zona de playa colindante; una alteración que ya está siendo restaurada por el propio Ayuntamiento de Motril, que lo está restituyendo todo a su estado original, tras no haber sido asumida por ninguna administración.

Sin embargo, la alcaldesa ha indicado que los vaivenes y actuaciones artificiales que alteran la desembocadura de la principal rambla de todo el casco urbano, que nace muchos kilómetros tierra adentro al pie de los cerros de Panata, tienen los días contados: “tenemos que ofrecer a los usuarios de esta playa una imagen bien distinta de dicha desembocadura, por lo que hemos pedido a los técnicos del ayuntamiento la redacción de un proyecto de naturalización del encuentro de la rambla con el mar”. De hecho, García Chamorro ha recordado que Motril, por su orografía, cuenta con muchísimas ramblas que, por propia naturaleza, deben llegar hasta la playa “pero debemos adecuar esas salidas de los cauces sin un tratamiento agresivo, sino integrado, limpio, naturalizado y que no ofrezca una imagen anárquica y abandonada”. Además, para la primera edil, el hecho de suavizar los taludes y su recubrimiento con vegetación idónea y autóctona servirá para estabilizar dicho cauce, aumentando la seguridad de este espacio y creando un microespacio vegetal y animal que quede perfectamente integrado en las playas de Poniente y el Cable (antiguas 3 RRR).

Mejora sustancial

El teniente de alcalde de Turismo, Desarrollo Litoral y Playas, José Lemos, ha explicado que su área lleva ya semanas trabajando a fondo para una puesta a punto de toda la fachada litoral que, este año, será especialmente llamativa. Lemos ha anunciado, en este sentido, la inmediata nivelación de la totalidad de la Playa del Cable, de la que el pasado año se acometió una franja y que en esta ocasión “supondrá una mejora espectacular para la tradicional playa del barrio de Santa Adela, porque además de estar perfectamente nivelada contará con nuevas pasarelas y, todo ello, en el marco de una importante actuación siendo además la zona en la que se iniciarán los trabajos que se van a extender al resto de playas”. Según el teniente de alcalde, la zanja lateral de la Rambla de Las Brujas “ya está prácticamente cubierta y ahora toca poner toda la playa a punto, con tiempo suficiente y mucho interés por parte de la totalidad del gobierno local”.

Dentro de los presupuesto del área, el pasado año se invirtieron 36.000 euros en la nivelación de playas, “pero estos trabajos continúan imparables y a pesar de la cautela económica a la que nos ha abocado la pandemia, tenemos muy claro que vamos a transformar a mejor las playas motrileñas”, insistía José Lemos. Así, entre subvenciones de la Junta de Andalucía y presupuestos propios del Ayuntamiento de Motril, se van a ver cambios importantes que se van a iniciar en los próximos días.