El Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada ha recibido el premio a la mejor comunicación oral en el XVI Congreso Nacional de la Asociación de Secretariado Médico y Administrativos de la Salud (AESMAS) por el trabajo titulado: ‘Humanización de la Función Administrativa: un As en la manga’.

Del 17 al 19 de octubre, se reunieron en el Hospital de Alcorcón profesionales de diferentes centros sanitarios de todo el país para analizar, debatir e identificar estrategias que permitan mejorar una profesión que, a juzgar por el lema del congreso: ‘Administrativos de la Salud: Una profesión desestructurada’, requiere un impulso positivo.

La vulnerabilidad física y emocional que supone para las personas el hecho de padecer una enfermedad ha llevado al sistema sanitario a centrar sus esfuerzos en garantizar no sólo la calidad científico-técnica sino también la calidad humana durante la atención que se presta a las personas que acuden a los servicios sanitarios. Así, en la mayoría de centros sanitarios andaluces se llevan a cabo planes de humanización de la asistencia sanitaria que ponen en valor la comunicación, el trato, la cercanía y el respeto por los derechos, valores y necesidades de los pacientes durante sus procesos de atención.

El trabajo premiado, presentado por Fabiola Ojeda Virto, aborda la necesidad de implementar dichos planes de humanización no sólo en el ámbito de la atención clínica –sino también en el contexto de la atención administrativa, ya que en la mayoría de las ocasiones las y los profesionales administrativos son la puerta de entrada y de salida de los usuarios al sistema sanitario público.

Humanizar la atención que usuarios y usuarias reciben desde el primer contacto que mantienen con el sistema sanitario -cuando solicitan información o cita- hasta el momento en que abandonan los servicios y requieren informes, nuevas citas o dejar constancia de agradecimientos, sugerencias o reclamaciones, es una condición sin la que no podríamos hablar de una verdadera humanización del sistema sanitario público.

En el trabajo, realizado por profesionales del área de Comunicación y de Atención a la Ciudadanía, se parte de un recorrido descriptivo de las funciones y tareas que desarrolla el personal administrativo de las áreas de atención ciudadana y las competencias que requieren para desarrollarlas. Posteriormente, mediante metodología cualitativa, se identifican carencias y necesidades de formación y se realizan propuestas para el desarrollo de competencias profesionales que faciliten una atención centrada en las personas, respetuosa con sus valores y los del sistema sanitario público, una atención de calidad técnica y también humana.

Durante el desarrollo de las técnicas cualitativas, aparecieron, junto a las necesidades de formación, otras opiniones y necesidades sentidas por los profesionales, que pusieron el acento fundamentalmente en la falta de conocimiento y reconocimiento de su profesión por parte del resto de profesionales, su necesidad de ser tenidos en cuenta como parte integrante del proceso de atención al paciente y por tanto, de formar parte de los equipos de trabajo ya que según sus propias palabras son “un eslabón más de una cadena que si se rompe pone en riesgo los resultados finales”.

Humanizar por tanto su trabajo, poniendo en valor las funciones que realizan, desarrollar planes de comunicación desde ellos y hacia ellos, implicarlos en los procesos asistenciales y reconocer su profesión en el ámbito competencial y de desarrollo profesional, son algunas de las estrategias que se propusieron en este trabajo.

Dejar respuesta