La organización agrícola y ganadera COAG ha reclamado en el Parlamento Europeo la aplicación inmediata de la sentencia que anula el acuerdo de libre comercio agrícola de la Unión Europea con Marruecos al incluir de forma ilegal al Sahara Occidental, territorios sobre los que la Organización de las Naciones Unidas no reconoce la soberanía del país alauita.

La organización ha censurado como la Unión Europea está rendida a las demandas de Marruecos, que emplea un perfil negociador basado en el chantaje, utilizando terrorismo, inmigración y tráfico de drogas como argumentos para obtener contrapartidas en materia agrícola, lo que pone en riesgo el futuro de los agricultores españoles y especialmente el de los trabajadores del campo de la costa Granadina por sufrir la competencia directa de los productores magrebíes.

Según COAG también se dañan los intereses de los contribuyentes de la Unión Europea que no reciben los ingresos aduaneros correspondientes por los productos importados. Además, los consumidores comunitarios no pueden tener certeza respecto del origen real de los productos procedentes supuestamente de Marruecos.

Para finalizar, la organización recordó que la política exterior comunitaria debe velar porque se produzcan avances en materia de respeto al medioambiente, derechos laborales y el desarrollo económico y social de la población local, cuestiones que no respeta el acuerdo con Marruecos, además de poner todas las herramientas necesarias para que empresas agroexportadoras de capital europeo produzcan en Marruecos y en el Sahara Occidental, algo que ya sucede.

Dejar respuesta