AxSí defiende el derecho de las personas mayores a recibir un servicio personalizado en la banca

119
Publicidad

El portavoz de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento, David Martín, ha presentado a los medios de comunicación este lunes la moción generalista que busca la defensa de las personas mayores y del resto de los usuarios ante los atropellos sistemáticos de las entidades financieras.

         David Martín ha criticado que los bancos estén despidiendo trabajadores para seguir aumentando sus beneficios, a costa de reducir los servicios personalizados que ofrecen a los usuarios “las personas mayores y las que menos nociones tienen de nuevas tecnologías son los colectivos más afectados” por esta ausencia de personal y por las comisiones abusivas llegando el caso de cobrar a los clientes por hacer ellos mismos las operaciones en los cajeros automáticos o por banca electrónica.

         La moción pide el amparo de los ministerios con competencias en materia económica y también de consumo, porque la actitud de la banca está poniendo a los mayores a los pies de los caballos, ya que cada día hay más personas que son víctimas de estafas por internet debido a que caen en los engaños para dar sus claves de operaciones a desconocidos, ante el temor de que les bloqueen sus cuentas. Martín ha recordado que el banco jamás nos pedirá nuestras claves personales y sin un mandato judicial no se puede bloquear una cuenta.

         La Confederación Española de Organizaciones de Mayores denuncia que los recortes en personal y en oficinas, terminan siendo otra forma de discriminación por edad. Discriminación que se ve en los cambios de horarios de atención en caja que, desde hace varios años, se han reducido cada vez más. El tiempo de atención es sólo de dos horas al día en la mayoría de sucursales de los principales bancos. La realidad son colas de mayores de pie sufriendo las condiciones climáticas para actualizar su libreta, cobrar un cheque o cualquier transacción. Incluso en algunas entidades se penaliza o no se permite realizar transferencias en las cajas.

El colectivo debería disponer de la utilización de la caja a cualquier hora del día de 9 a 14 horas. Sin embargo, con la llegada de la pandemia, la reacción ha sido la contraria pues se ha desincentivando más todavía la banca presencial para evitar contagios y aglomeraciones. La Asociación Española de Banca reconoce que ha recomendado a los mayores realizar los trámites bancarios de manera telemática, telefónica o a través de cajeros automáticos. No obstante, no sólo se trata de un problema de horarios reducidos porque tampoco los cajeros son accesibles para todos. Los procedimientos no son sencillos para gente que no sea nativa en nuevas tecnologías de la información.

Por último, Martín ha anunciado que entre las propuestas de acuerdo, la moción insta a los ministerios de Hacienda y de Trabajo y Economía Social, así como al de Consumo a que se adopten las medidas normativas oportunas para que las entidades bancarias ofrezcan un servicio de atención prioritaria y personalizada que evite largas colas y esperas a la intemperie a los mayores, legos en medios tecnológicos y arbitren mecanismos que faciliten la experiencia en el uso de los cajeros automáticos y otros servicios bancarios. Que las entidades financieras dispongan de un gestor especializado para mayores en horario amplio de manera que se frene el vaciado y cierre de sucursales en pequeños y medianos municipios y la drástica reducción de personal en el sector bancario. Y que se vele por el cumplimiento de las directrices europeas respecto de las cuentas de pagos básicos de forma que no se cobren comisiones a los mayores en situación de vulnerabilidad.