Andalucía Por Sí propone que los taxistas reciban las dosis de vacunas contra el COVID debido al servicio público esencial que ofrecen

90
Publicidad

El concejal de Andalucía Por Sí en el ayuntamiento de Motril, David Martín ha presentado la moción que defenderá en el pleno del viernes de la semana que viene para que los profesionales del taxi sean considerados como servicio esencial y reciban la vacuna contra el COVID 19.

 Martín ha manifestado que se trata de una propuesta que se debatirá en todos los ayuntamientos en los que el partido andalucista tiene representación, mancomunidades y la Diputación de Cádiz.

 El portavoz de AxSí ha comentado a los medios de comunicación presentes en la rueda de prensa que “han sido muchos los profesionales, sanitarios, técnicos, ciudadanos y ciudadanas que han estado trabajando durante una pandemia internacional y que sin duda a día de hoy son una parte fundamental en nuestro contexto combatiendo la parálisis del COVID – 19. Es evidente que hay que reconocer y se reconocerá la labor de todas estas personas que desde su ámbito están aportando para la detección del virus”.

 Martín ha aclarado que “en plenos anteriores, nos hemos referido a fuerzas y cuerpos de seguridad, agricultores y ganaderos, sector de la pesca, sanitarios en general, autónomos y pymes, ciudadanía en general, etc. Pero sin duda, hay un colectivo especial y que están dejando huella en este contexto tan dramático, como muchos empresarios y autónomos. El colectivo del taxi a día de hoy, al igual que parte del tejido empresarial en general es un grupo esencial que están trabajando de forma muy estrecha con la ciudadanía que requiere sus servicios”.

 En este sentido, David Martín ha declarado que “nos sumamos a las reivindicaciones de los colectivos del taxi y asociaciones sindicales que requieren que se integren en los grupos esenciales que van a recibir la vacunación a corto y medio plazo”.

 Por último, hay que destacar que el propio Gobierno de España declaró el transporte público como un servicio público imprescindible para el movimiento de la ciudadanía. Lo cual hace más importante, que como servicio casi imprescindible en este contexto sanitario, sea lógico su reconocimiento sanitario.