Andalucía Por Sí propone con motivo del 28F un reconocimiento a los servicios públicos durante la pandemia

101
Publicidad

El portavoz de Andalucía Por Sí en el ayuntamiento de Motril, David Martín, ha presentado la moción que su formación política defenderá en las administraciones públicas en las que tiene representación para que se valore la labor de los profesionales de los servicios públicos en Andalucía como forma de reconocimiento del 28 de Febrero, Día de Andalucía.

Martin ha afirmado que el pasado 14 de marzo el gobierno de España decretó el primer estado de alarma del actual periodo democrático debido a la pandemia de la Covid-19. “Este año, a cinco días de que llegue el 28 de Febrero, vamos a celebrar el primer Día de Andalucía golpeado por una crisis sanitaria, económica y social en Andalucía sin precedentes en décadas y en pleno estado de alarma del Estado español”.

El edil andalucista ha manifestado que “en esta situación nuestros servicios públicos se están convirtiendo en un legado incuestionable de aquel 28 de febrero de 1980 y todo un símbolo para las andaluzas y andaluces”.

En todo este tiempo, han sido las personas que están tras los servicios públicos andaluces quiénes han estado frente a los efectos de la pandemia, en muchos casos en primera línea, y si hay algo a día de hoy que puede encarnar lo que representan nuestros símbolos son nuestros servicios públicos y las personas que están tras ellos, que han sido quienes han combatido, y siguen haciéndolo ante, los devastadores efectos de la pandemia en Andalucía.

Rediseño de símbolos

De cara a este 28 de Febrero, al igual que nuestros servicios públicos, los símbolos de Andalucía son intocables puesto que representan a todo un pueblo.

En los últimos meses el gobierno de la Junta de Andalucía ha diseñado un nuevo símbolo consistente en el escudo oficial de la comunidad autónoma modificado, sin la leyenda ‘Andalucía por sí, para España y la Humanidad’, laureado y coronado, ha aclarado Martín.

Por su parte, el gobierno de la Junta de Andalucía ha justificado el 40 aniversario del 28 de febrero para “regular un distintivo institucional inspirado en la Medalla de Andalucía”, siendo el motivo central de la insignia “el Escudo de Andalucía con Hércules, los leones y todos sus elementos complementarios”, afirmando que “el Escudo está enmarcado, a su vez, por dos ramas de laurel que se unen en el vértice superior bajo la corona real española, a semejanza de la Medalla de Andalucía donde se reproducen estos elementos distintivos de la condecoración unidos a la representación de las ocho provincias en forma de octógono”. “En la parte inferior del distintivo figura de manera tipográfica la identificación de ‘Presidente de la Junta de Andalucía’. Este distintivo institucional podrá ser utilizada por la persona titular de la Presidencia de la Junta de Andalucía y aquellas personas que la hubieran ostentado con anterioridad, en todos aquellos actos de carácter institucional que lo requieran para reforzar su eficacia simbólica e identificativa”.

Somos muchos quienes consideramos que no hay necesidad ni conveniencia alguna en esta innovación, que atenta directamente contra nuestros símbolos fruto del espíritu de la Asamblea de Ronda de 1918, transformando uno de los principales símbolos de nuestra nacionalidad desnaturalizándolo, en un afán eminentemente presidencialista, cuando lo que debería es ser un orgullo ostentar el escudo que representa a todos los andaluces y andaluzas sin modificarlo ni personalizarlo.

Por último, Martín ha declarado que entre las propuestas de acuerdo están que el pleno reconozca la labor de los profesionales de nuestros servicios públicos en Andalucía como forma de reconocimiento del 28 de febrero, Día de Andalucía y que se inste a la Junta de Andalucía a que revoquen los distintos acuerdos que dan cobertura al diseño y utilización de ese nuevo “escudo” y no vuelva a utilizarlo.