Andalucía Por Sí pide que se aplique la sentencia del Supremo contra el transfuguismo en Motril

238
Publicidad

El coordinador nacional de Andalucía Por Sí, Joaquín Bellido, ha anunciado que su formación política ha registrado este martes en el Ayuntamiento de Motril un escrito en el que solicita a la alcaldesa del Partido Popular, Luisa María García Chamorro, que aplique la sentencia 1.401/2020 de la Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, del Tribunal Supremo del 26 de octubre, que indica que los concejales transfugas no pueden percibir remuneraciones económicas.

            En el caso de Motril, Bellido ha manifestado que los concejales que se presentaron a las elecciones municipales de 2019 por la candidatura de Andalucía Por Sí, Susana Peña y Daniel Ortega, y que posteriormente abandonaron la formación cuando estaban inmersos en un proceso interno de investigación por haber firmado un pacto de gobierno a espaldas de las coordinadoras local y nacional de AxSí, forman parte del equipo de gobierno desde octubre del año pasado y tienen asignación económica desde el 1 de enero de este año. En concreto 33.000 y 30.000 euros brutos anuales, respectivamente, más la asistencia a órganos colegiados que podrían suponer otros 2.000 euros más al año.

            En concreto desde el 18 de octubre de 2019, Susana Peña ostenta las delegaciones municipales de Comercio, Salud y Consumo , mientras que Daniel Ortega Moreno es el concejal de Deportes.

            Joaquín Bellido ha declarado que desde que se publicó la sentencia, el gabinete jurídico de Andalucía Por Sí, ha estado recabando la documentación necesaria para presentar el escrito “si bien siempre pensamos que la alcaldesa de Motril aplicaría la sentencia o bien los dos ediles, como han hecho por dignidad otros concejales que estaban en la misma situación en otros ayuntamientos, rechazarían sus delegaciones de competencias. Como no ha sido así y tras un tiempo prudencial, AxSí entiende que es el momento de pedir que se aplique la sentencia del TS, teniendo en cuenta que el consistorio granadino debatirá la aprobación inicial de sus presupuestos dentro de tres semanas.”

            Por último, el coordinador nacional ha asegurado que la incorporación de los dos ediles no adscritos a un equipo de gobierno que ya tenía mayoría absoluta “sólo puede entenderse por el miedo de la alcaldesa de Motril a que alguno de sus socios de gobierno le dieran plantón. Incluso se relacionó con el pack de tres firmado entre el Partido Popular y Ciudadanos para hacer gobernables el Ayuntamiento de Granada y la Diputación de Málaga, y las tensiones entre el alcalde de Granada y el portavoz del PP al no ponerse de acuerdo si se turnarían dos años cada uno en el sillón principal de la Plaza del Carmen”.