Admiración, gratitud y respeto en la conmemoración del 11 M en Motril

195
Publicidad

El atardecer de un nuevo 11 de marzo, en Motril, se ha detenido en el tiempo para que, una vez más, las voces se alcen contra el terrorismo. En el aniversario del cruel atentado de 2004, la rotonda y el monolito conmemorativo ubicados en el límite del barrio de Aviación ha concentrado todo el recuerdo y la esperanza que han sido posibles de mostrar por las fuerzas políticas, civiles y militares del municipio.

La alcaldesa, Luisa María García Chamorro, dijo en su intervención estar muy lejos de pretender volver a evocar, las imágenes dramáticas del peor momento vivido por España en época reciente, “pero está en el alma de la sociedad presente el que aquellas vidas truncadas y sacrificadas cristalicen en una férrea voluntad de nuestra nación para que permanezca, a través de los años, la firme convicción de que los españoles somos fuertes, generosos y capaces de superar juntos y de vencer a todo aquello y a todos aquellos que atenten contra la dignidad de nuestro pueblo”, enfatizó la primera autoridad municipal.

García Chamorro significó, además, el recuerdo, admiración y gratitud a las víctimas del 11 M “y a todos cuantos, a través de los años, entregaron su vida por un país que siempre les estará en deuda. Y, cómo no, nuestra adhesión inquebrantable a esas familias que han convertido su dolor en una ejemplar demostración de amor a España”.

El acto ha sido introducido por la ex-concejal y socia de la Asociación de Víctimas de Terrorismo, Elena Vallejo, expresó que “es de agradecer que se sigan manteniendo estos actos desde las instituciones públicas” y reivindicó el recuerdo y la presencia del dolor de las víctimas y las familias como un autentico ejercicio de justicia.