Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha calculado que se queman 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.

Una de las aplicaciones del estudio podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo. Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.

Los españoles pasan entre 8 y 10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Por lo tanto, si se combate el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2.

Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie, dado que la investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones.

Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: “ahorradores” y “derrochadores” de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.

Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula, mientras que los derrochadores, sin embargo, queman aproximadamente un 10 por ciento más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie.

Dejar respuesta