Tras la bienvenida en el Consistorio, han disfrutado de un desayuno saludable y de
una fiesta acuática en la piscina municipal de Lobres

Como viene ocurriendo en los últimos años, el Ayuntamiento de Salobreña ha dedicado
una jornada del verano a recibir a los niños saharauis que llegan a la Costa en el marco
del programa ‘Vacaciones en Paz’. En este caso, un grupo de quince pequeños ha sido
recibido en el Consistorio, para pasar posteriormente una divertida mañana en la piscina
municipal de Lobres.
Este es el quinto año consecutivo en que Salobreña colabora con la Asociación
Granadina de Amistad con el Pueblo Saharaui, y por iniciativa de las concejalías de
Deportes y Bienestar Social han podido disfrutar de un desayuno saludable y de una
fiesta acuática en la instalación lobreña, donde además se han montado distintas
atracciones hinchables, tal como viene ocurriendo los días miércoles y viernes desde su
apertura el 1 de julio.
La concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Salobreña, María José García,
destaca que “llevamos ya cinco años colaborando con la Asociación, mientras que desde
hace tres tenemos también una partida económica destinada a cooperación internacional
al desarrollo, y esta entidad fue la primera a la que le entregamos esa ayuda”. Señala que
se ha entablado una buena comunicación, por lo que desde el Consistorio están “a plena
disposición de este tipo de asociaciones por la labor tan encomiable que hacen”.
García afirma que “hacemos una actividad donde puedan disfrutar, porque viniendo de
donde vienen y conociendo la calidad de vida que tienen allí en el Sahara, al menos el
tiempo que estén aquí en la comarca queremos que tengan unas vacaciones más
amenas”.
La primera parada del grupo ha sido en el salón de plenos del Ayuntamiento, donde en
ausencia de la alcaldesa han sido recibidos por los concejales de Deportes y Bienestar
Social, Manuel Guirado y María José García, respectivamente, quienes les han dado la
bienvenida. Guirado ha apuntado que la jornada “se ha organizado pensando en los más
pequeños, para que estos días que están con familias de acogida sean un recuerdo
imborrable de su experiencia en nuestro país”.
Este año son 27 los menores saharauis acogidos en la costa granadina dentro del
programa ‘Vacaciones en Paz’, mientras que en el conjunto de la provincia alcanzan los 107. El objetivo es que pasen aquí los meses de julio y agosto alejados de las duras
condiciones de los campos de refugiados en los que viven, donde sufren muchas
carencias y donde las temperaturas pueden alcanzar hasta 55 grados. Durante su
estancia en España reciben alojamiento y alimentación por parte de las familias de
acogida, así como atención sanitaria cubierta por la Seguridad Social.

Dejar respuesta