Publicidad

El gerundense Marc Puig se consolida como líder de la general tras imponerse también este viernes en la segunda etapa del II ‘Ultra-tri Spain’, triatlón que se disputa en Motril y que fue el primero de distancia Ultraman que se organizó en España.

Puig, vencedor en la primera edición, invirtió un tiempo de 10 horas, 12 minutos y 55 segundos en cubrir los 276 kilómetros en bicicleta fijados en esta segunda jornada.

La segunda posición fue para el corredor de Lekeitio (Vizcaya) Ander Aldazabal con 10.26.14, mientras que tercero entró el tarraconense Rubén Otero (10.35.27).

La segunda etapa discurrió por las comarcas de la Costa Tropical, El Valle de Lecrín y la Alpujarra granadina, con varios puertos de montaña, entre ellos la llegada a Trevélez, pueblo situado a 1.464 metros de altitud.

La clasificación general se encuentra encabezada por Marc Puig con un tiempo de 18 horas, 29 minutos y 26 segundos; seguido del andaluz Juan Bautista Castilla ‘Chamba’ (19.24.19) y de Rubén Otero (19.37.27)

Queda por disputar la tercera última jornada, fijada para el sábado sobre un recorrido de 84 kilómetros a pie en un circuito que este año es más urbano.

Los cerca de medio centenar de triatletas inscritos en el II ‘Ultra-tri Spain’ deben cubrir en tres jornadas 515 kilómetros, de ellos diez a nado, 421 en bicicleta y 84 a pie.

Este triatlón, que el año pasado se convirtió en el primero de distancia Ultraman disputado en España, está considerado como uno de las más duros del calendario mundial debido a los desniveles que tienen que soportar los participantes durante el recorrido.