Publicidad

Un hombre ha fallecido esta mañana como consecuencia de varias puñaladas recibidas en Calahonda en su vivienda de la calle Merlo. La identidad y las causas del suceso no han sido desveladas porque el juez que lleva el caso ha decretado el secreto del sumario. 

El cuerpo ha aparecido al final de la calle en la que vivía entre un jardín y un invernadero, junto a un solar en la calle Vizcarra. Testigos presenciales han confirmado a Telemotril y Onda Sur que la víctima tenía golpes en la cara y varias heridas por arma blanca por el resto del cuerpo.

La identidad de la víctima no ha trascendido, así como las causas de la agresión al haber decretado el juzgado de instrucción número 4 de Motril el secreto del sumario.

La víctima fue arrastrada desde su domicilio hasta el final de la urbanización en donde ha sido cubierto con unos plásticos. La Policía Judicial ha requerido la presencia de los bomberos para mover las rejillas que había junto al cuerpo por si hubiera algunas pruebas más.

Pasadas las doce de la mañana se ha procedido al levantamiento del cadáver y al traslado del cuerpo hasta el instituto de medicina legal de Granada.