Publicidad

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, ha participado los días 24 y 25 de octubre en la Facultad de Geología de Lisboa en el primer encuentro del proyecto europeo Riskcoast que urge a desarrollar herramientas de prevención y gestión de los riesgos geológicos en las zonas costeras del suroeste europeo ligados al cambio climático. El proyecto, que cuenta con la participación de distintas universidades y se desarrollará a lo largo de cuatro años, servirá para disminuir la carencia de una visión integral de la cuenca hidrológica y mejorar la coordinación y los planes de actuación frente a emergencias en las zonas costeras.

Las organizaciones integrantes de Riskcoast elaborarán herramientas -cartográficas,  y metodológicas, entre otras- de última tecnología para actuar antes, durante y después de la emergencia, a la vez que se fomenta una red de cooperación transnacional. La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, ha destacado la importancia de este encuentro organizado por la Universidad de Lisboa y financiado con fondos europeos del programa SUDOE, en el que también participa la Universidad de Granada y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

García Chamorro ha indicado que los deslizamientos o la regresión de playas son problemas que sufre también a la Costa Tropical y ha incidido en la necesidad de conocer las herramientas que se pueden poner en marcha para prevenir el fenómeno de la regresión de playas que afecta principalmente a Playa Granada en Motril y a la Playa de Carchuna. La alcaldesa ha mostrado su confianza en que se pueda organizar una reunión similar a la Lisboa en el municipio motrileño, con expertos de distintas universidades abordando fenómenos como el de la regresión.

La geóloga y componente de la Unidad de Granada del Instituto Geológico y Minero de España y de Riskcoast, Rosa María Mateos, ha explicado que el encuentro ha reunido a expertos en riesgos costeros como inundaciones, deslizamientos, desprendimientos de rocas y regresión de playas, entre los que se encontraban dos grupos franceses de investigación, la Universidad de Lisboa, expertos en dinámica fluvial y costera de la Universidad de Granada y especialistas en riesgos de deslizamientos del Instituto Geológico de España.

Beneficiarios del proyecto 

Entre los beneficiarios asociados del proyecto Riskcoast, se encuentran también, además del Ayuntamiento de Motril, la Subdelegación del Gobierno en Granada, el Comité de Gestión del Sistema de Explotación Béznar-Rules y la Asociación Buxus de Estudio y Defensa de la Naturaleza de la Costa, cuyo coordinador, José Miguel Larios, realizó una presentación sobre La Charca de Suárez en el encuentro de expertos.

Desde el Consistorio motrileño han explicado que la costa granadina es un territorio especialmente vulnerable a los riesgos geológicos derivados del cambio climático, a lo que se suma la escasez de recursos como el agua y el suelo –básicos para la agricultura y el turismo, principales actividades económicas de la Comarca- y el incremento de la erosión de la costa y las laderas. Desde el Ayuntamiento han señalado que resulta “vital” para el municipio conocer el alcalde de los cambios que se esperan y diseñar estrategias que sean capaces de adelantarse a ellos, mitigar su alcance y mejorar la respuesta en caso de emergencia.

En este sentido, Riskcoast propone un amplio abanico de medidas naturales para la rehabilitación, adaptadas a cada riesgo y territorio, cumpliendo la premisa de la protección medioambiental y el mínimo impacto sobre los ecosistemas. Los productos y herramientas generados por el programa dan apoyo a las tres fases de gestión de emergencias: prevención, respuesta y rehabilitación. En este proyecto participan además el Centre Tecnologic de Telecomunicacions de Catalunya (CTTC), el BRGM de Francia, el Centre d’Etudes et d’Expertise sur les Risques, l’Environnement, la Mobilité et l’Aménagement (CEREMA) de Francia, la empresa Asitec, Ingeniería Urbanismo y Medio Ambiente y el Instituto de Geografia e Ordenamento do Território da Universidade de Lisboa.