Motril rinde este miércoles un homenaje a los motrileños deportados a los campos de exterminio nazis

22
Publicidad

Este acto de reconocimiento se lleva a cabo coincidiendo en el tiempo con el día de homenaje a las víctimas españolas del nazismo, el día 5 de mayo, al conmemorarse ese día la liberación en 1945 por las tropas aliadas del campo de concentración de Mauthausen. Por ese campo pasaron, entre 1940 y 1945, 7.532 españoles, de ellos veintiún vecinos de Motril que estuvieron en ese y en otros campos.

El acto en el Teatro Calderón se iniciará a las 20 horas con una breve introducción de Fernando Alcalde que recuperará y dará a conocer la trayectoria y peripecia vital de algunos de estos motrileños confinados en campos de exterminio nazis.

A continuación la vicepresidenta de la Diputación de Granada y diputada de Cultura y Memoria Democrática, Fátima Gómez Abad, hará entrega de los reconocimientos a los familiares  de las víctimas, simbolizados en un busto en bronce del médico canadiense Norman Bethune.

La intervención de los familiares de José Constán, Antonio Fernández y Antonio Medina completarán esta parte del acto de reconocimiento, que concluirá con el homenaje musical del Trió Arbós, con la dirección de Juan Carlos Garvayo.

Los españoles fueron deportados a campos de exterminio nazi con la connivencia de la dictadura franquista y sufrieron torura, humillaciones y todo tipo de atrocidades y padecimientos. Por ello, la Asociación 14 de Abril considera que todos ellos y particularmente nuestros vecinos, representan una parte fundamental de nuestra historia democrática por su ejemplo  de sacrificio y lucha por la libertad.

Su compromiso con la libertad y la democracia no ha perdido vigencia 80 años después de ese episodio histórico de autoritarismo y crueldad inhumana que supuso el holocausto  nazi en Europa durante la primera mitad del siglo XX.

Al contrario, la emergencia en los momentos actuales de posiciones políticas basadas en la intolerancia y la exclusión, en nuestro país y otros lugares de Europa, que incluso niegan, intentan blanquear o justifican de algún modo la actuación del fascismo, reclama actuaciones de memoria democrática como la de recuperar la ejemplaridad y el sacrificio de nuestros vecinos como muro de contención de cualquier forma de totalitarismo y de actitudes contrarias al respeto de la convivencia democrática y de los derechos humanos.

A la vez que se hace este reconocimiento, el acto de homenaje pretende servir como una exigencia al Ayuntamiento de Motril para que cumpla con el compromiso adquirido democráticamente por la Corporación municipal en 2006 para honrar con un un sencillo monumento su memoria que, dieciséis años después, sigue sin cumplirse.

Una exigencia que es una reivindicación de las familias de las víctimas, que han dirigido al Ayuntamiento de Motril un escrito firmado por 91 familiares desde toda España y otros países del mundo reclamando ese monumento que recuerde a sus seres queridos que, en su mayor parte, dejaron sus vidas en circunstancias dramáticas lejos de la tierra que les vio nacer.

Por ello, el protagonismo de las familias será central en el acto del 4 de mayo y en la reivindicación de la memoria de sus familiares. Algunos de ellos se desplazarán expresamente desde diferentes lugares de España para asistir al homenaje que se va a tener lugar en Motril.

La Asociación 14 de Abril reclama al Ayuntamiento de Motril que el compromiso de ese reconocimiento se concrete simbólicamente en la colocación de piedras de la memoria, denominadas stolpersteine, en las calles o edificios donde nacieron o vivieron estas personas, tal y como viene realizándose en muchos países de Europa y en algunos lugares de nuestro país como ejercicio de memoria democrática.

Como reivindicación de esta actuación, la Asociación 14 de Abril ha localizado a través del archivo municipal  las calles y las casas donde nacieron o tuvieron sus domicilios los  veintiún vecinos, para colocar pegatinas informativas, a modo de piedras de memoria,  con sus datos esenciales y una breve información de su paso por los campos de exterminio nazis y su destino final.

De los veintiún motrileños deportados a campos de concentración, sólo cuatro de ellos salieron con vida. Además de José Constán Guerrero, que fue liberado de Buchenwald, Francisco Casares Rodríguez y Francisco Ortiz Santiago fueron liberados de Mauthausen, al igual que Salvador Pérez García que lo fue del campo de concentración de Natzweiller el 15 de abril de 1945.