Publicidad

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, acompañada de la concejal de Salud, Susana Peña; el gerente del Hospital Virgen de las Nieves, José Luis Salcedo, y el coordinador autonómico del Plan Nacional de RCP, Ángel García Alcántara, han asistido a la Jornada de Reanimación Cardiopulmonar organizada en el Pabellón Municipal de Deportes y en la que han participado más de 1.500 alumnos de los colegios e institutos de la ciudad.

García Chamorro ha agradecido al Hospital Nuestra Señora de las Nieves y a la Junta de Andalucía su colaboración con el Ayuntamiento en la organización de estas jornadas que “se van consolidando en Motril”, la alcaldesa ha asegurado que el gran objetivo del equipo de Gobierno es conseguir que “Motril sea una ciudad cardioprotegida” y, para ello, “es fundamental que nuestros jóvenes sepan actuar y sepan las técnicas para actuar en caso de emergencia.

La primera edil ha añadido que el Ayuntamiento quiere “ir más allá”, por lo que algunos edificios municipales están cardioprotegidos y que el objetivo es que, al final del presente mandato, todas las dependencias públicas municipales tengan sus correspondientes desfibriladores y que todos los vehículos municipales que atienden emergencias (Protección Civil, Bomberos y Policía Local) también estén dotados con estos dispositivos.

La concejal de Salud, Susana Peña, ha destacado la labor “altruista” de los profesionales que han participado en la Jornada, cuyas lecciones servirán para “aprender cómo podemos salvar una vida” y ha felicitado a los organizadores de la jornada en la que se imparten enseñanzas a niños y jóvenes para “salvar la vida de otros niños y de gente mayores”. “Desde el Ayuntamiento queremos agradecerles esta grandísima labor”, ha dicho.

El coordinador andaluz del Plan Nacional RCP y coordinador del programa Málaga cardioprotegida, Ángel García Alcántara, ha resaltada la importancia de estos programas, porque menos de un 20 por ciento de la población andaluza sabe prácticas esta técnica en la actualidad, pese a que está demostrado que la RCP –que se realiza primero con las manos y, a continuación con desfibrilador-  puede salvar hasta un 50 por ciento de afectados que, actualmente, fallecen.

El gerente del Hospital Virgen de las Nieves, José Luis Salcedo, ha recordado que el centro hospitalario colabora en la organización de estas jornadas desde hace una década y ha destacado la necesidad de transmitir a la sociedad una imagen del Área de Gestión Sanitaria Sur –que engloba al hospital y a los diferentes Centros de Salud- una imagen de factor de educación sanitaria y formación de hábitos de vida y técnicas que promueven la supervivencia. “La función de la Salud Pública es la mejora de las condiciones sanitarias y aquello que facilita la corresponsabilidad de los ciudadanos en su propia salud y este es un caso de éxito que contribuirá a que muchas personas tengan unas condiciones de reversibilidad de una situación crítica”, ha manifestado.

García Alcántara también ha explicado que Andalucía cuenta únicamente con menos cinco desfibriladores externos automáticos (DEA) por cada 10.000 habitantes, cuando las recomendaciones de la Unión Europa es de 15 desfibriladores por cada 10.000 habitantes o Japón, que tiene instalados más de 30 DEA. El coordinador ha aprovecha para reclamar un mayor número de desfibriladores instalados con el objetivo de poder salvar vidas, además de seguir avanzando en la formación de la población con jornadas como la organizada hoy en Motril.