Motril abre la licitación para la esperada rehabilitación del Tren de Molinos por un valor de 1.200.000 euros

65
Publicidad

El proceso no ya de rehabilitación, sino de restauración y recuperación del legado fabril del azúcar en Motril es toda una realidad que, en el día de ayer, permitió dar un paso más con la salida a licitación de la obra de rehabilitación del Tren de Molinos y todo el entorno de la plaza de cañas con una dotación de 1.200.000 euros financiados al 80% por los fondos FEDER. Una noticia que llega tras la recién inaugurada Casa del Ingeniero, otra certeza física del imparable avance de las obras de rehabilitación del complejo azucarero de la Fábrica del Pilar, cuyo edificio se convirtió desde ayer en la sede de la Concejalía de Patrimonio Industrial Azucarero y en el corazón logístico de las obras de toda la fábrica.

La primera edil quiso destacar el compromiso del Gobierno Municipal por afrontar este proyecto global de rehabilitación en un momento que calificó como “histórico”, dejando claro el compromiso y la apuesta absoluta por este recinto. “Entendíamos antes, y entendemos ahora, que todas las actuaciones que se están llevando a cabo en este recinto supondrán, a su término, no solo devolver a la ciudad su gran joya industrial, sino cambiar el rumbo histórico, cultural y turístico de Motril”, ha señalado la alcaldesa, quien destacó que con la gran rehabilitación de la Casa del Ingeniero ya se había dado “un impulso vital” al proyecto de la Fábrica del Pilar, pero que desde el Ayuntamiento de Motril se continuaba trabajando “y avanzando en los retos siguientes, como la rehabilitación del Tren de Molinos, demostrando que los proyectos grandes no son inalcanzables si se pone en ellos seriedad, coordinación y todo nuestro convencimiento”.

En este sentido, con la publicación en el BOE de la licitación de la obra más importante que se va a acometer en el recinto, como es la rehabilitación del Tren de Molinos y el entorno de la plaza de cañas, García Chamorro insistió en la trascendencia de este hito histórico: “estamos muy ilusionados con este proyecto que va a marcar un antes y un después creando el futuro Museo del Azúcar, un museo único en Europa que aún sin estar abierto ya causa mucho interés dentro del sector de la ingeniería industrial”.

Por su parte, el teniente de alcalde de Obras Públicas, Nicolás Navarro, ha mostrado su satisfacción tras el anuncio de la licitación para la recuperación de la nave más importante de la Fábrica del Pilar. “Una intervención que recuperará nuevos espacios para adaptarlos a las visitas del futuro museo de nuestra fábrica y que permitirá que nuestra ciudad cuente con un espacio muy singular, rehabilitado y al servicio de todos los motrileños”, destacaba Navarro sobre esta obra de rehabilitación que tendrá una duración estimada de 10 meses y que estará finalizada antes de finalizar el año 2023. Un trabajo concienzudo desde el área de Obras Públicas y perfectamente coordinado que llega justo al inaugurar el edificio y antigua Casa del Ingeniero, emblema de la nueva Revolución Industrial de Motril, que ya muestra parte del valor arquitectónico del complejo fabril.

La concejal de Patrimonio Industrial del Azúcar, Madeleine Banqueri, ha subrayado que el anuncio de esta licitación supone “uno de los mayores pasos en la recuperación de nuestro pasado e identidad”. Un hecho que Banqueri ha calificado como uno de los más importantes “para situar a Motril en el punto de referencia del patrimonio industrial a todos los niveles”.