Mercadona abre una nueva tienda en Motril con novedades y mejoras a nivel medioambiental y tecnológico

83
Publicidad

Mercadona abre sus puertas en la zona comercial próxima a la avenida de la Esperanza con un nuevo supermercado que cuenta con una superficie de sala de ventas de 1.790 metros cuadrados y un total de 168 plazas de aparcamiento. El traslado de la anterior tienda en la Avenida Rambla de los Álamos a esta nueva ubicación da paso a una tienda con un nuevo modelo eficiente que refuerza la excelencia en el servicio y optimiza el acto de compra con mejoras enfocadas tanto a los clientes como a los trabajadores, proveedores y la sociedad civil en general. La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, acompañada del teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Escámez, y miembros del equipo de Gobierno municipal han visitado hoy las nuevas instalaciones que cuentan con un diseño totalmente renovado respecto al anterior, con mejoras destacadas como una significativa amplitud de los pasillos, un nuevo modelo de carro de compra, nuevos materiales y colores en la fechada y amplios espacios diáfanos que facilitan la entrada de luz natural.

Para la primera edil, la apertura de este establecimiento refuerza “la vocación de  capital de la Costa que tiene Motril, ofreciendo un mejor servicio para convertirse en un centro de referencia para toda la comarca”. La alcaldesa ha agradecido la importante inversión de más de 4,2 millones de euros que ha realizado esta cadena en la ciudad que permitirá que “más personas se acerquen a la ciudad a hacer sus compras y un aumento de puestos de trabajo”.

El teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Escámez, ha subrayado el magnífico ambiente de compra que se vivía a primera hora de la mañana. “Es una tienda que incorpora muchas novedades, entre ellas la sección ‘Listo para comer’ con nuevas referencias que son servidas en envases sostenibles elaborados con caña de azúcar o cartón”. Ese compromiso activo de Mercadona con el medio ambiente y la sostenibilidad se ha visto también en la incorporación de placas fotovoltaicas y medidas que permitirán reducir hasta un 40% el consumo energético con respecto al modelo de tienda convencional.

En la construcción de esta nueva tienda eficiente de Mercadona han participado 42 proveedores que han dado empleo a 210 personas durante la fase de obra. Además, ha supuesto la creación de jardines perimetrales en el aparcamiento exterior, junto al Camino de las Ventilas. Adicionalmente, este nuevo supermercado incluye múltiples medidas para mejorar la ergonomía y eliminar sobreesfuerzos. Por ejemplo, el nuevo mueble de caja Mercadona se ha desarrollado en colaboración con el Instituto de Biomecánica de Valencia. La tienda también dispone de zonas comunes para que los empleados disfruten de una mayor comodidad en sus momentos de descanso, así como un comedor más equipado y unas taquillas personales más amplias y cómodas.