Los motrileños condenan con dureza la reciente agresión homófoba sufrida por dos jóvenes en la ciudad

79
Publicidad

Numerosas personas se han dado cita, este mediodía, en la Plaza de España para condenar la reciente agresión homófoba sufrida por las jóvenes Patricia y Raquel, en pleno centro de la ciudad. Con ello, se ha escenificado la repulsa ciudadana ante “un auténtico atentado contra la dignidad de las personas por su condición sexual”, expresaba la alcaldesa Luisa María García Chamorro durante la concentración, a la que acudieron numerosos jóvenes de la ciudad y que fue arropada por la totalidad del Gobierno Municipal y varios miembros de la Corporación de Motril.


La alcaldesa lamentó que “sigan sucediendo cosas tan lamentables y graves como esta, en una sociedad libre en la que el respeto debe estar por encima de todo y en la que no se debe consentir, de ninguna manera, que haya quien se crea capaz de enjuiciar y agredir a los demás”. García Chamorro recordó que la homofobia “es un delito de odio protagonizado por quienes son un auténtico peligro para la sociedad y debemos condenarlo con mucha, mucha contundencia”, dijo la primera autoridad municipal, quien recordó que Motril “es una ciudad abierta en la que no estamos dispuestos a admitir el comportamiento de personas violentas como la que ha provocado este hecho lamentable”, dijo García Chamorro quien se dirigió a Patricia y Raquel, que residen desde hace seis meses en Motril por motivos de trabajo, garantizándoles “el apoyo incondicional de este ayuntamiento, en nombre de una ciudad que siempre ha tenido los brazos abiertos a todo el mundo”.

Es más, la teniente de alcalde de Igualdad, Inmaculada Torres Alaminos, incidió en el hecho de que “en un mundo y una sociedad como la actual, todos cabemos y no podemos consentir actitudes ni hechos intolerantes o violentos como este”.