CARTA ABIERTA DE LOS EMPRESARIOS DE CHIRINGUITOS DE LAS PLAYAS DE
GRANADA A LA DIRECCIÓN GENERAL DE COSTAS.

Es “incomprensible” y creemos que “inadmisible”, que verano tras verano tengamos
que quejarnos y lamentar la “insensibilidad” de la Dirección General de Costas con las
playas del litoral granadino.
Costas, perteneciente al nuevo Ministerio para la Transición Ecológica, debe tener
mucho que hacer a lo largo del año, para que, llegado el verano, tengamos la
sensación de sentirnos en “su punto de mira”.
Si tienen que ser restrictivos y sancionadores, lo son. Da igual que este sea el
momento de ser un poco más “sensibles” ante los problemas que se generan en las
playas con tanta afluencia de visitantes.
Sirva de ejemplo que los que nos visitan se las tienen que apañar para aparcar sus
vehículos donde creen que no molestan, porque, lamentablemente, no contamos con
paseos y zonas de estacionamiento suficientes en nuestro “castigado” litoral.
Llevamos años y años pidiendo mejoras y soluciones en nuestras playas, les pedimos
en diversas reuniones y foros su colaboración para que todo sea más fácil y favorable
para todos y nos dicen que sí.
Les pedimos que hagan los espigones y escolleras donde tanto se necesitan y nos
dicen que sí. Les explicamos que la pista polideportiva de la playa de La Herradura es
muy demandada por jóvenes y mayores durante el verano porque no hay otro lugar
donde puedan hacer deporte, y nos dicen que no, que sí, que lo estudiarán y
finalmente que la van a demoler.
Pero es llegar el verano, con la gran afluencia de turistas que nos visitan, y como todo
sigue igual y no se avanza en ningún proyecto de los que solucionarían todos estos
“inconvenientes”, pues toca “vigilar con lupa” cada movimiento que se da en nuestras
playas, para hacer que todo sea mucho más difícil de sobrellevar por todos nosotros
en los meses en los que más trabajo tenemos, porque no se olviden que las playas y
sus empresarios son muy importantes para que el Turismo funcione, se genere
empleo, economía y bienestar.

Es lamentable que comenzara el verano y a principios de julio los que dejaban sus
vehículos donde siempre los habían dejado para ir a la playa de Motril, se encontraran
con multas que en muchos casos han alcanzado los 300 euros.
Y no nos olvidemos de los muchos bocados que ha dado el mar a algunas de nuestras
playas en los últimos años, que amén de parcheos puntuales, a estas fechas poco o
nada han hecho para solucionarlo en lo que va de década.
Y es que Costas, y repetimos, gobierne quien gobierne, acude al rescate de las playas
del litoral granadino cuando hay un temporal de los que arrasan con todo. Prometen
actuaciones inmediatas, ayudas urgentes. Somos testigos presenciales de las visitas
de los responsables políticos del Ministerio acompañados por un escuadrón de
técnicos. Nos dicen que todo se va solucionar de forma urgente y definitiva, nos lo
creemos o no y se marchan.
Al día siguiente los vemos en titulares de los que anuncian: “Las playas de la Costa
Tropical recibirán una inversión millonaria para evitar que los temporales las
destrocen”, y ya está. Hasta el siguiente temporal.
Por eso y porque esto viene de largo y nos sentimos “agraviados” frente a otras
costas andaluzas y españolas, un verano más nos vemos obligados a preguntarnos y
preguntarles: ¿Qué tiene la Dirección General de Costas contra las playas de
Granada?
Solo queremos que quede constancia de nuestro malestar por la “falta de sensibilidad”
con la que se trata desde Costas a los usuarios de las playas, a nuestros clientes.
Lamentar la “desigualdad” con la que nos sentimos tratados. Y porque estamos en
plena temporada turística, los que trabajamos en las playas de la Costa Tropical solo
les rogamos que nos dejen trabajar tranquilos sin que la amenaza de sanción a
nuestros clientes o la demolición de instalaciones que son muy necesarias, sobrevuele
sobre nosotros.

Fdo. Francisco Trujillo, presidente de la Asociación de Chiringuitos de la Costa
Tropical de Granada.

Dejar respuesta