Los agricultores protestan por los bajos precios de la producción volcando pepinos en la carretera N-340 en Carchuna

192
Publicidad

Los agricultores han comenzado este mediodía a protestar por los bajos precios en origen de la producción de pepino holandés destruyendo género. La movilización ha comenzado descargando la carga de varios camiones en la antigua N-340 que discurre entre Carchuna y Calahonda, interrumpiendo el tráfico por lo que se ha creado un desvió alternativo por la Autovía del Mediterráneo.

Los productores comenzaron las protestas el sábado depositando pepinos en las rotondas de la travesía entre los dos núcleos de población.

Los agricultores se quejan de que les compran en producto por debajo de los costes de producción. Menos de 17 céntimos el kilo pero en los supermercados su precio ronda los dos euros el kilo, o más caro si se venden por unidades.