Publicidad

El teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Escámez, y el presidente de la Mancomunidad, Sergio García Alabarce, han visitado las obras que se realizan de la zona del Huerto del Capitán, donde la Mancomunidad, a instancias del Ayuntamiento y con cargo al Canon de Mejora, está renovando por completo las redes de saneamiento y abastecimiento y las va a dotar de una red de recogida de pluviales. El presupuesto inicial para esta obra es de 1.057.850,57 euros cuyo plazo de ejecución es de nueve meses. 

Antonio Escámez ha explicado que la reforma de las calles Fray Ángel Sagastume, Agua, Luna, Garcés Herrera, Barranco de la Higuera, Plaza Tejeros, Plaza del Caracol, Escobas, Venezuela y Baltasar Gracián son un compromiso del equipo de Gobierno con los vecinos “que ya se está haciendo realidad”. 

“Esta era una obra prioritaria. Gracias a esta inversión, se va a renovar por completo las redes de saneamiento y abastecimiento del Huerto del Capitán y se va a dotar a la zona de una red de recogida de pluviales, con lo que acabarán algunos problemas históricos de inundaciones cada vez que llovía porque el agua se filtraba por todos lados”, ha resaltado Escámez, quien ha añadido que esta actuación, además de mejorar el servicio de aguas y la recogida de pluviales de la zona, “supondrá también un importante cambio urbanístico”. 

El teniente de alcalde ha destacado la colaboración entre el equipo de Gobierno y la Mancomunidad de Municipios “para resolver los problemas históricos de las calles de Motril y seguir mejorando nuestros barrios”. 

Antonio Escámez ha recordado que las canalizaciones de esta zona tenían más de 40 años y al no poder soportar el volumen de agua, hacía que esta subiese por los patios y por los desagües de las propias casas, además de causar socavones en las calles. “Afortunadamente, este va a convertirse en un problema del pasado”. 

El responsable de Urbanismo también ha anunciado que se va a solucionar este mismo problema en otras zonas que están siendo estudiadas para su intervención. “Ya hemos dicho al presidente que queremos que se actúe en breve en la calle San Marcos y en cuanto tengamos el proyecto estaremos volcados en ella”, ha añadido. 

Antonio Escámez ha destacado que el objetivo del equipo de Gobierno, junto con la Mancomunidad de Municipios, es la de “resolver los problemas históricos de las calles de Motril”, por lo que se van a centrar en “cambiar saneamientos y mejorando así nuestros barrios”. 

Finalmente, el teniente de alcalde ha anunciado que próximamente se iniciará la primera fase de las obras del Camino del Pelaillo, “algo también muy demandado, que nos habíamos comprometido a hacer y que acabará también con los problemas de inundaciones”. 

Por su parte, el presidente de la Mancomunidad, Sergio García Alabarce, ha subrayado la importancia de estas obras para arreglar “unas infraestructuras hidráulicas defectuosas en todo el Barranco de la Higuera y su entorno”. 

“Esta intervención va a redundar en una mejora del servicio de aguas de esta zona que, desde hace años, detectaba un problema grave debido a la acumulación de agua de lluvia. Gracias a la intervención de más de un millón de euros en más de 8.000 metros cuadrados, los vecinos también van a poder contar con una zona totalmente remodelada y moderna y adecuada para su día a día”, ha afirmado para concluir el presidente de la Mancomunidad.