Las bonificaciones en las herencias de viviendas propuestas por VOX son rechazadas por el gobierno del Partido de Popular

163
Publicidad

En el pleno celebrado el martes 19 de mayo en el Ayuntamiento de Motril, el Grupo Municipal de VOX ha presentado una moción que pretendía modificar el Art. 7 de la Ordenanza Fiscal Número 5, relativa al Impuesto Sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

Dicho artículo establece las bonificaciones en la cuota del impuesto, que será del 95% cuando afecten a la transmisión de la vivienda familiar por causa de fallecimiento a los descendientes, cónyuges y ascendientes. Esta bonificación, sin embargo, esconde en su letra pequeña que se exigirá haber convivido al menos dos años en dicha vivienda con el fallecido para poder acogerse a ella.

El portavoz de VOX, Miguel Ángel López, ha señalado que “aunque la bonificación es un acierto, la realidad que esconde es que es prácticamente imposible de ser cumplida, ya que, en la gran mayoría de los casos, los familiares no estarán empadronados en el domicilio del fallecido sino en el suyo propio”, lo que, a juicio del portavoz de VOX, “es un fuego de artificio, que no tiene un efecto real en las personas, y por ello desde VOX hemos planteado eliminar este requisito innecesario, para que puedan verse beneficiadas muchas más personas de las puede ahora mismo, y lo hacemos en estos momentos tan difíciles por la crisis sanitaria y económica provocada por el COVID-19, en la que toda ayuda al ciudadano es poca”.

Desde la formación política lamentan que el gobierno municipal, encabezado por la popular Luisa García Chamorro, hayan rechazado la propuesta: “no sabemos si es el gobierno municipal está tan distraído en controlar qué dicen de ellos en las redes sociales que no han leído nuestra propuesta, que la dicta el sentido común, y no entendemos cómo en estos momentos el gobierno municipal de Motril no está en el auxilio de sus ciudadanos con cualquier medida que sea en beneficio de todos los motrileños”. Señalan, además, “paradójicamente, el gobierno municipal no solo rechaza los planteamientos de VOX de reducir las cargas fiscales a los ciudadanos reduciendo cargos políticos, sino que, en el día de hoy, han apoyado en pleno una moción de Izquierda Unida que pretende aprovecharse de la situación actual para incumplir las reglas de gasto establecidas a nivel estatal, que fueron impuestas por su propio partido mediante el Sr. Montoro”.

“El gobierno municipal de la popular Luisa García Chamorro tiene que aclararse: no puede abrazar las ideas antisistema de los comunistas motrileños con tal de ir contra VOX, cuando lo que los motrileños reclaman ante la pandemia es que las administraciones públicas dejen los complejos y los tacticismos políticos, y estén al servicio y al auxilio de los ciudadanos”, concluyen desde VOX.