Publicidad

El martes se incorporan al operativo cazas del Ejército del Aire y una fragata de la Armada. El puesto de mando avanzado está ubicado en El Conjuro para defender el radar del EVA 9 en un caso real de amenaza para el país. Así, durante esta semana 375 militares y casi 200 vehículos están desplegados entre La Rábita y Motril.

Se trata de un ejercicio que forma parte del operativo que está en servicio de forma permanente pero realiza estas maniobras para comprobar el trabajo coordinado que habría que realizar en caso de un ataque.

El teniente coronel Domingo Jarillo, jefe del operativo del grupo antiaéreo ligero Aspide con sede en Cartagena y jefe de la unidad de defensa antiaérea organizada a nivel nacional para participar en un operación de defensa antiáerea en el que participan fuerzas de los ejércitos de Tierra y Aire así como la Armada.

Así en el ejercicio que estará activo hasta el jueves participan aviones F18 del Ejército del Aire y una Fragata, así comouna unidad de defensa antiaérea compuesta por todos los sistema de defensa antiáerea que tienen las fuerzas armadas, así como una brigada de fuerza de protección de la Legión.

Vigilar y defender el espacio aéreo español. El despliegue alcanza los 375 militares y casi 200 vehículos.

El miércoles está prevista la visita de medio millar de escolares de centros educativos del municipio a una exposición de los elementos que forman parte del dispositivo.