Publicidad

Una fotografía del sexitano José Luis Martín, que plasma el tránsito por la calle Señor de Junes de la imagen dominica del Domingo de Ramos, Nuestra Señora del Rosario, preside el cartel oficial de la Semana Santa de Motril 2020. Se trata de una espectacular plasmación gráfica del discurrir de la hermandad de La Borriquita por uno de los enclaves más cofrades de la ciudad y que el pasado domingo dejó con la boca abierta al numeroso público que se congregó en la nave del Azúcar de la Fábrica del Pilar, por primera vez, para asistir a la presentación del cartel que tendrá su puesta de largo en la próxima edición de Fitur.

El acto, organizado por la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Motril y al que acudió el equipo de gobierno, en pleno, presidido por la alcaldesa Luisa María García Chamorro, consiguió revalidar el poder de convocatoria de la institución cofrade que, de esta forma, abre el ciclo de prolegómenos de una semana mayor que se pretende tome un impulso en cuanto a su proyección turística y cultural, además del ya reafirmado arraigo popular en el municipio.

Satisfecho y agradecido el presidente de la Agrupación de Cofradías, Manuel Terrón, quien quiso lanzar un mensaje de agradecimiento a todo el conglomerado de personas, hermandades e instituciones que, “con mucho esfuerzo”, engrandecen la Semana Santa de Motril. Asimismo, Terrón invitó a todos los cofrades y visitantes a vivir “una experiencia de fe y religiosidad popular única”, para que también las próximas generaciones conozcan una de las “señas de identidad más destacadas de la ciudad”.

Fruto de la buena sintonía y colaboración entre agrupación y ayuntamiento fueron las palabras de la alcaldesa, Luisa María García Chamorro: “tengo que felicitar a una agrupación luchadora, rompedora e innovadora. Desde el Ayuntamiento de Motril no somos ajenos a ese grandísimo esfuerzo que realizáis y por eso mismo reiteramos ese compromiso y apoyo, sin fisuras, que el gobierno local y su alcaldesa deben prestaros como reconocimiento a un trabajo”, dijo García Chamorro en alusión directa al resultado del esfuerzo cofrade que “revierte a la ciudad no solo en forma de tradición sino en la llegada de miles de visitantes atraídos por el extraordinario poder de convocatoria de una semana santa que ha dado pasos de gigante y que, sin ninguna duda, crece sin complejos, sin ataduras y con mucha, mucha ilusión”. La primera autoridad municipal, además, tuvo palabras de recuerdo para muchos de los cofrades a los que se debe gran parte del brillo actual de la Semana Santa de Motril, “gracias a la experiencia de los que nos precedieron y lucharon por ella en los años más difíciles, a los que lleváis toda una vida implicados con el alma en ella y gracias, por supuesto, a toda esa nueva generación ilusionada que llena de aire fresco el legado ancestral de algo que lleva anclado a Motril desde el siglo XVII”, concluyó la alcaldesa.

Por su parte, para la concejal de Patrimonio Industrial Azucarero, Fiestas y Eventos, Magdalena Banqueri Forns-Samsó, está más que justificado ese respaldo institucional a la semana mayor: “más allá de la tradición religiosa, la semana santa se abre como una celebración que sin duda nos ayudará a construir una ciudad abierta al turismo y a la proyección de Motril hacia la gran ciudad llena de oportunidades todavía por desarrollar”. Para la edil del área, qué mejor símbolo que el hecho de que la presentación del cartel oficial se haya celebrado, precisamente, en el enclave azucarero.

Presentadora de lujo

Y en ese marco, destacadísimo protagonismo para la joven presentadora del cartel anunciador de la Semana Santa de Motril 2020, Mª Ángeles Tovar, quien levantó de sus asientos a un centenar de personas con algunos de los pasajes de su presentación. “Silencio”, exclamaba la presentadora, “que para abrir la Semana Santa, María es Reina entre hebreos”, continuaba, “hebrea entre la multitud, del domingo eres la madre, hebrea y reina solo eres tú”, señalaba minutos antes de descubrir la imagen anunciadora, que este año protagoniza Nuestra Señora del Rosario y que pertenece a la corporación penitencial de la que la presentadora forma parte, desde hace muchos años, por vocación, cariño y tradición familiar. Una presentación de lujo para un acto que reflejó el azul y oro del Domingo de Ramos.

Precisamente, la banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Rosario, de la Hermandad de La Borriquita, llenó de ecos cofrades el mediodía de un prólogo avanzado para la pasión motrileña.