La Reserva Natural Concertada Charca de Suárez celebra este sábado una jornada de voluntariado en la que se acondicionará el riego del mariposario

955
Publicidad

El Ayuntamiento de Motril continua con la conmemoración de los 10 años de voluntariado ambiental en la Reserva Natural Concertada de la Charca de Suarez y dentro de los actos programados, este sábado día 29 de octubre, a partir de las 10.00 horas de la mañana, se acondicionará el sistema de riego del mariposario.

            El área de Medio Ambiente, junto con la Asociación Buxus, el grupo de Voluntariado Ambiental ‘Los Amigos de la Charca de Suárez’ y el personal del humedal, serán los encargados de llevar a cabo esta acción puntual, que está abierta al público y para la cual han pedido la colaboración “de todas las personas amantes del medio ambiente y concienciadas con la necesidad de conocer y proteger nuestro entorno”.

cartel mariposaRIO

            El teniente de alcalde y responsable del área de Medio Ambiente, Antonio Escámez, ha querido invitar a motrileños y visitantes a que participen en una actividad “que contribuye a difundir este magnífico espacio protegido que tenemos en Motril”.

            Escámez ha destacado el esfuerzo de todas aquellas personas que han contribuido a la protección y conservación de la Charca de Suárez y ha afirmado que, gracias a ellos, “es hoy una realidad”.

            “La Charca de Suárez es de todos y cumple su décimo aniversario con actividades como esta, pensadas para todo tipo de público y que refuerzan el valor ecológico del humedal, su ecosistema propio, la gran biodiversidad que acoge y la posición estratégica que tiene en las rutas migratorias de las aves”.

            Todas estas actividades y jornadas técnicas y divulgativas están organizadas por la Asociación Buxus y cuentan con el apoyo económico de los Fondos FEADER de la consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, con quienes colabora activamente el Ayuntamiento de Motril.

            Los objetivos de estas acciones de voluntariado son propiciar la formación de un equipo de personas dispuestas a colaborar en la mejora de la Charca, colaborar en la conservación del humedal realizando actividades que faciliten su función ecológica, sensibilizar a la población sobre la importancia de los humedales como reservorios de biodiversidad, desarrollar programas formativos en materia de conservación de la biodiversidad, ayudar a consolidar los programas de reintroducción de especies amenazadas y colaborar en el desarrollo de censos periódicos.

            Todas son gratuitas y están dirigidas al público en general. Además, se realizan en colaboración con diversas entidades y asociaciones como ALAS y Nevadensis.

            Entre las actividades programadas están la eliminación de especias vegetales exóticas como el plumero de la pampa, la mejora de los hábitats dedicados a los anfibios, habilitar zonas de refugio y soleamiento para los reptiles, plantaciones de Tarajes y de Masiega. Junto a ello, se van a construir  dos plataformas flotantes madera en la laguna de las Aneas para facilitar la nidificación de la focha moruna. Finalmente, se protegerá con una malla en la laguna del Lirio y se acondicionará el riego en el mariposario.

            Por otra parte, se han realizado visitas interpretativas guiadas a la Charca de Suárez durante la semana de las migraciones y censos didácticos de mariposas, polillas, camaleón, ranita meridional y aves. Este apartado de actividades concluirá en febrero de 2017 con una gran exposición fotográfica.