La Policía Nacional recupera en Motril un vehículo de alta gama que había sido sustraído en Alemania

62
Publicidad

La Policía Nacional ha recuperado en Motril un vehículo de alta gama perteneciente a la flota de vehículos de alquiler de una empresa radicada en Düsseldorf, el cual habría sido alquilado y no devuelto en el plazo dispuesto en el contrato. El conductor, un ciudadano holandés de 27 años de edad y sin antecedentes policiales en nuestro país, ha sido detenido y puesto a disposición de la autoridad judicial como presunto autor de un delito de robo de vehículo a motor.

El pasado martes, día diez del presente mes, agentes de la Policía Nacional que se encontraban de servicio en prevención de la comisión de delitos en el centro urbano de la ciudad de Motril, se percataron de la existencia de un varón que no portaba la mascarilla, de uso obligado en la vía pública para conseguir el control de la actual pandemia. Dicha persona se encontraba frente a una peluquería, ubicada en una de las principales avenidas de la ciudad, en el momento en que fue identificado por los agentes actuantes, resultando ser un varón de 27 años y nacionalidad holandesa sin antecedentes policiales en nuestro país. En su poder se encontraron, además de 1.375 euros en metálico, las llaves de un vehículo de alta gama del que no poseía documentación, aportando únicamente una fotocopia del permiso de circulación. Fue en este instante cuando los agentes pusieron en marcha el protocolo establecido para la detección de vehículos robados, el cual tiene alcance internacional.

El vehículo habría sido alquilado para no ser devuelto

Las primeras gestiones efectuadas constataron que el vehículo recuperado, el cual portaba matrículas alemanas, había sido denunciado como sustraído en la oficina de denuncias de la policía alemana en la ciudad de Düsseldorf, al oeste de Alemania. El vehículo ahora recuperado habría sido alquilado en una empresa de la mencionada ciudad, especializada en vehículos de alta gama, de los que posee una importante flota. Tras agotar el tiempo por el que dicho vehículo había sido alquilado, el mismo no fue devuelto, motivo por el cual fue denunciado como sustraído ante la policía.

 La existencia de unas bases de datos compartidas, que son utilizadas por los servicios policiales de numerosos países de nuestro entorno, fueron decisivas para el esclarecimiento de los hechos. La consulta de las mismas, concretamente de la base de datos denominada SIRENE (Supplementary Information Request at the National Entry) determinó que el vehículo investigado constaba como sustraído y denunciado en Alemania en el mes de marzo del presente año, habiendo circulado sin seguro desde el comienzo del mismo mes. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.